Egipto descarta que el avión del Sinaí se estrellara por una acción terrorista

Actualizado 14/12/2015 15:25:11 CET
Restos del avión ruso estrellado en el Sinaí
MOHAMED ABD EL GHANY / REUTER

EL CAIRO, 14 Dic. (Reuters/EP) -

El Ministerio de Aviación Civil de Egipto ha asegurado en su informe preliminar que no ha encontrado ninguna prueba que apunte a una "acción terrorista" como causa de la caída del avión ruso que se estrelló en la península del Sinaí el 31 de octubre causando la muerte de 224 personas.

"El comité técnico investigador ha completado este domingo el informe preliminar. El comité técnico investigador no ha hallado ninguna prueba que avale actividad criminal o terrorista alguna en la caída del avión", ha explicado el jefe de la comisión, Ayman el Muqqadam, en un comunicado oficial del Ministerio de Aviación Civil recogido por el diario estatal 'Al Ahram'.

En cualquier caso, la investigación continúa abierta, ha apuntado El Muqqadam. En la siguiente fase, la conclusión preliminar se verificará con informaciones más detalladas, ha explicado.

El Muqqadam ha rechazado además las hipótesis sobre la colocación de la bomba durante una escala en Turquía, ya que la grabación de la caja negra revela que en los cinco días anteriores al incidente el avión solo cubrió rutas entre aeropuertos egipcios y rusos.

Las autoridades egipcias remitirán una copia del informe preliminar a los expertos que trabajan en la investigación internacional, entre los que hay rusos, irlandeses, franceses y de la Organización Internacional de la Aviación Civil.

El Gobierno de Rusia y varios países occidentales han asegurado que el avión, un A321 operado por Metrojet, fue probablemente derribado sobre la región egipcia del Sinaí por una bomba y Estado Islámico ha reivindicado la autoría del derribo, además de mostrar una imagen del artefacto que habría causado la explosión.

De hecho, este mismo lunes, las autoridades rusas se han reafirmado en su versión del atentado terrorista. "Lo único que puedo decir es que la conclusión a la que llegaron nuestros expertos de los servicios competentes es que fue un atentado terrorista", ha declarado el portavoz del Kremlin, Dimitri Peskov, según recoge la agencia de noticias oficial, Sputnik.

La caída del avión ha supuesto un varapalo para la industria turística de Egipto, un sector de mucha importancia en la economía del país. El avión se estrelló tras despegar desde Sharm el Sheij, una localidad del mar Rojo a la que acuden muchos turistas británicos y rusos.

El siniestro ha causado incertidumbre sobre la seguridad aérea en Egipto y ha llevado a Rusia y a Reino Unido a suspender los vuelos con destino a Sharm al Sheij. Egipto lucha contra insurgentes islamistas en la península del Sinaí desde hace años. Estado Islámico ha asegurado que el atentado es la respuesta por los ataques de Rusia contra el grupo en territorio sirio.

Para leer más