Actualizado 08/04/2021 11:54 CET

El embajador birmano en Londres, en la calle tras ser cesado por la junta militar

El embajador birmano en Reino Unido, Kyaw Zwar Minn, intentando acceder a la sede diplomática.
El embajador birmano en Reino Unido, Kyaw Zwar Minn, intentando acceder a la sede diplomática. - Dominic Lipinski/PA Wire/dpa

Reino Unido alega que "debe aceptar" el despido de Kyaw Zwar Minn, que se pronunció contra el golpe de Estado

MADRID, 8 (EUROPA PRESS)

El embajador de Birmania en Reino Unido, Kyaw Zwar Minn, ha sido cesado por la junta que dio un golpe de Estado el 1 de febrero, lo que le dejó literalmente en la calle, intentando acceder sin éxito a la sede de una legación que ahora considera "ocupada" por el agregado militar.

El embajador ha denunciado que se ha producido un "golpe" en la sede diplomática, después de que el personal le impidiese el miércoles el acceso alegando que habían recibido "instrucciones" desde el país asiático. Kyaw Zwar Min había condenado la asonada y reclamado la liberación de la líder depuesta, Aung San Suu Kyi.

Durante la noche del miércoles, se vio a Kyaw Zwar Minn a las afueras de la Embajada tocando el timbre sin éxito, conversando con la Policía Metropolitana y abandonar las inmediaciones en un coche con una gran fotografía de Suu Kyi en la parte trasera del vehículo.

Tras el incidente, un grupo de manifestantes se ha concentrado como gesto de apoyo, mientras que un portavoz del embajador depuesto ha equiparado la situación con lo ocurrido en el país asiático. "Hubo un golpe en Birmania en febrero. Ahora tenemos la misma situación en el centro de Londres", ha declarado, según la BBC.

Según este portavoz, los funcionarios que trabajan en la legación han sido amenazados con "graves castigos" si no trabajan para el sustituto de Kyaw Zwar Minn, si bien no están claras las circunstancias del relevo y quién está ahora al mando de la Embajada.

El Ministerio de Exteriores británico ha confirmado que ha recibido la notificación del cese del hasta ahora embajador y que, como dictan los cánones de relaciones diplomáticas, "debe aceptar la decisión". Londres descarta así plantarse ante las autoridades birmanas, como ha reclamado Kyaw Zwar Minn.

No obstante sí ha condenado lo que considera "acciones de acoso", en palabras del ministro de Exteriores, Dominic Raab, que ha alabado la "valentía" el exembajador. "Reino Unido sigue pidiendo el fin del golpe y de la terrible violencia y una rápida restauración de la democracia" en Birmania, ha añadido en Twitter.

Contador

Para leer más