Publicado 25/05/2015 17:07CET

Enfrentamientos entre militares congoleños y milicianos hutus ruandeses

KINSHASA, 25 May. (Reuters/EP) -

Milicianos hutus ruandeses retenidos en República Democrática del Congo se han rebelado contra los militares congoleños que les custodiaban cuando estaban siendo trasladados desde la provincia de Kivu Norte a la ciudad de Kisangani. Al menos seis personas han resultado heridas.

El traslado estaba previsto en un acuerdo firmado por las partes para el envío de los milicianos desde el campamento provisional en Kivu hacia unas instalaciones mejores situadas en la ciudad de Kisangani, en el norte del país. Desde allí debían ser enviados de vuelta a Ruanda o a un tercer país, pero por el momento la iniciativa está paralizada.

"Ha habido una revuelta y los (...) soldados dispararon al aire, En principio había un acuerdo, pero la realidad ha sido muy distinta", ha explicado el director de la Misión de Estabilización de las Naciones Unidas en la República Democrática del Congo (MONUSCO), Daniel Ruiz. Ruiz ha confirmado seis heridos.

Por el momento se desconocen las causas del conflicto. Un vecino de la zona ha revelado que los rebeldes ruandeses habían acumulado armas dentro del campamento, una información que no se ha podido verificar de forma independiente.

Este mismo lunes se ha producido un traslado muy parecido desde Walungu, en la provincia de Kivu Sur, hasta Kisangani y que se ha producido sin incidentes, ha explicado Ruiz. El gobernador de Kivu Norte y un portavoz del Ejército han rechazado hacer declaraciones sobre lo ocurrido.

Más de 11.000 milicianos desmovilizados de las Fuerzas Democráticas de Liberación de Ruanda (FDLR) han regresado a Ruanda desde 2002. Entre ellos están los restos de las milicias hutus implicadas en el genocidio ruandés de 1994 y que tras el mismo cruzaron la frontera.

Ahora los milicianos temen represalias del Gobierno ruandés y la ONU ha planteado la posibilidad de que sean enviados a un tercer país. En febrero el Ejército congoleño lanzó una nueva ofensiva contra las milicias aún activas, que sumarían unos 1.400 rebeldes.

Para leer más