España defiende el derecho a manifestarse en Sudán, inmerso en la mayor oleada de protestas en décadas

Protestas antigubernamentales en Jartum
REUTERS / MOHAMED NURELDIN ABDALLAH - Archivo
Publicado 08/04/2019 21:25:04CET

MADRID, 8 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno español ha expresado este lunes su respaldo al derecho de los miles de sudaneses que se manifiestan en el país árabe contra el presidente, Omar Hasán al Bashir, a protestar de manera pacífica.

"Ante las manifestaciones que están teniendo lugar en Sudán en las que miles de ciudadanos están demandando un cambio político en el país, el Gobierno de España hace un llamamiento urgente al Gobierno, al Ejército y a las fuerzas de seguridad para que den muestras de control evitando hacer un uso excesivo de la fuerza, permitiendo así que la ciudadanía pueda seguir expresándose pacíficamente, y para que cesen las detenciones de líderes políticos, periodistas y manifestantes", señala el Ejecutivo a través de un comunicado del Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación.

Considera "igualmente importante" que la oposición siga manteniendo el carácter pacífico de sus protestas. "Sudán se encuentra en estos momentos en una encrucijada histórica a la que solo los ciudadanos sudaneses y sus autoridades, mediante gestos en ambas direcciones, pueden, y deben, buscar una salida pacífica", argumenta el Gobierno de Pedro Sánchez.

Así, considera que las autoridades sudanesas tienen "una doble responsabilidad, tanto hacia su pueblo, como hacia toda la región". En ese sentido, el Ejecutivo "desea que la situación derive en un proceso pacífico, creíble, legítimo e inclusivo que permita a Sudán llevar a cabo la reforma política y económica que el país necesita y que sus ciudadanos están demandando en las calles".

Los manifestantes llevan dos noches acampados frente al Ministerio de Defensa, en el marco de una movilización para tratar de aumentar la presión para conseguir la renuncia del presidente del país, Omar Hasán al Bashir, que lleva casi tres décadas en el poder.

Los manifestantes acusan a Al Bashir de años de represión y promover políticas que han arrasado la economía del país. Al Bashir ha reconocido que las demandas de los manifestantes son "legítimas" pero les ha conminado a que las formulen de forma pacífica y a través de las urnas.

Contador

Para leer más