Ex comandantes kosovares testificarán en La Haya entre temores a una posible imputación por crímenes de guerra

Milicias del Ejército de Liberación de Kosovo
REUTERS
Publicado 11/01/2019 18:44:09CET

PRÍSTINA, 11 Ene. (Reuters/EP) -

Varios ex comandantes del Ejército de Liberación de Kosovo (ELK) testificarán la semana que viene en La Haya frente a un tribunal que investiga los crímenes de guerra cometidos contra los serbokosovares durante la guerra de Kosovo, entre 1998 y 1999.

Los ex comandantes darán testimonio --no se sabe todavía si como testigos o como imputados-- ante el Tribunal Especial para Kosovo, establecido en 2015 y que investiga los presuntos crímenes cometidos por las guerrillas del ELK durante la guerra que llevó a la secesión de Serbia de la ahora autoproclamada República de Kosovo.

La existencia del tribunal fue concebida como un intento de aliviar las tensiones entre las autoridades serbias y kosovares. Se da la circunstancia de que muchos de los políticos que ahora forman el Gobierno kosovar eran en su mayoría comandantes de la organización paramilitar, de etnia albanesa.

De hecho, en Kosovo gran parte de la población admira como héroes a estos combatientes por combatir contra las fuerzas serbias durante el conflicto, y temen que los ex comandantes que testifiquen acaben siendo imputados por el tribunal.

Uno de los ex comandantes citados, Sabahajdin Cena, asegura que "el tribunal está intentando equiparar a víctima con agresor". "Nunca fui a combatir a Belgrado, pero sí que luché para proteger a mi país", ha declarado a Reuters antes de confirmar que viajará a La Haya para testificar.

También han confirmado su presencia los ex comandantes Sami Lushtaku y Rrustem Mustafa, pero estas citaciones podrían ser solo el principio: el presidente de Kosovo, Hashim Thaci, el primer ministro, Ramush Haradinaj y el presidente del Parlamento, Kadri Veseli, podrían acabar ante el tribunal. Sus nombres aparecen vinculados como sospechosos de estos crímenes en el documento de 2011 considerado como el origen de la corte.

El analista político kosovar Imer Musjolaj está convencido que "cualquier citación que reciban los líderes tendrá un gran impacto sobre la imagen del país. Los crímenes que investiga el tribunal son extremadamente brutales: masacres, violaciones y tráfico de órganos entre ellos.

Tribunal Especial para Kosovo se rige por la ley kosovar, pero está financiado por la Unión Europea -- a la que Serbia y Kosovo esperan incorporarse algún día --, y tiene su sede en La Haya para garantizar la seguridad de los testigos, dato a tener en cuenta porque casos previos contra ex comandantes del ELK han estado marcados por amenazas contra los comparecientes.

El ELK apareció como respuesta contra las fuerzas del líder serbio Slobodan Milosevic y obtuvo el apoyo de la OTAN, que inició una campaña de bombardeos y puso fin a la campaña de masacres contra los civiles albanokosovares, la mayoría de la población de Kosovo, que finalmente consiguió su independencia en 2008.

Contador