Actualizado 08/10/2015 23:15 CET

Los expertos advierten de que podría haber otro alud en Guatemala

Tareas de rescate tras el alud en el sur de Guatemala
CONRED

MADRID, 8 Oct. (EUROPA PRESS) -

Expertos del Consejo Nacional de Áreas Protegidas (Conap) de Guatemala han alertado este jueves de que podría producirse otro alud como el ocurrido hace una semana en El Cambray II, en el sur del país, que se ha saldado con cientos de muertos.

El jefe de la Unidad del Sistema de Información Geográfica del Conap, Adalberto López, ha explicado que las últimas imágenes captadas por satélite muestran una grieta similar a la que provocó el desprendimiento de terreno.

Además, ha apuntado que es necesario comprobar la situación del suelo porque el corrimiento de tierra podría haber afectado a un área mayor de la estimada inicialmente, según ha informado el diario guatemalteco 'Prensa Libre'.

López ha indicado que a lo largo de estos días se realizarán análisis 'in situ' para esclarecer las causas del alud y dar así un informe detallado sobre lo ocurrido con el fin de mejorar la prevención y respuesta en el futuro.

El desprendimiento se produjo a última hora del pasado jueves por la crecida del río Pinula, causada a su vez por las intensas precipitaciones. Alrededor de un centenar de viviendas han quedado sepultadas.

Los equipos de rescate han confirmado hasta ahora 220 muertos y 350 desaparecidos, aunque han confesado que no tienen esperanza de encontrar supervivientes debido al tiempo que ha transcurrido. Además, unas 400 personas han sido evacuadas.

La zona ya había sido declarada de alto riesgo por la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastre (Conred) debido al desgaste del terreno en estos años, lo que ha dado lugar a una investigación de la Fiscalía para dilucidar si hay responsabilidad penal por negligencia.

Según la Conred, los residentes en El Cambray I y II fueron avisados en 2008 de que podría producirse una catástrofe natural de estas características, pero que seguían viviendo ahí porque "se hace prácticamente imposible trasladar a más de 35.000 personas a otro sitio".

Para leer más