Actualizado 07/02/2007 00:30 CET

Finaliza la conferencia sobre niños soldado con un amplio compromiso para desmovilizarlos

PARIS, 6 Feb. (EUROPA PRESS) -

Países latinoamericanos, africanos y asiáticos que han empleado a niños como combatientes en conflictos armados apoyaron hoy un acuerdo internacional que les compromete a localizar y desmovilizar a niños soldados y a castigar a sus reclutadores, al término de la conferencia celebrada ayer y hoy en París para tratar de atajar el problema.

Algunas naciones elogiaron el texto, que no implica una obligación legal, y lo calificaron de un avance. El ministro francés de Exteriores, Philippe Douste-Blazy (en la imagen), insistió en que se trata de algo más que "buenas palabras" y "tendrá un gran valor político". Sin embargo, algunas voces críticas consideraron que no serían más que promesas vacías, y subrayaron que hacen falta más que palabras para rehabilitar a niños traumatizados mental y físicamente por la guerra.

Colombia, Sierra Leona, Liberia, Somalia, Sudán, República Democrática del Congo y Sri Lanka --países en los que menores han sido reclutados como combatientes-- estaban entre las 60 naciones que aprobaron los llamados Compromisos de París. Los 27 países de la Unión Europea apoyaron el texto mientras que Estados Unidos no lo hizo.

"Hemos perdido toda una generación de niños", dijo el viceministro de Educación de Liberia, Hawa Goll-Kotchi. "Eso da miedo", constató.

Se calcula que al menos 250.000 niños y adolescentes menores de 18 años están combatiendo en una decena de conflictos en Africa, Asia y América Latina, dijeron organizadores de la conferencia, auspiciada por el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) y el Ministerio de Exteriores francés.

Los menores son a menudo usados no sólo como soldados, sino también como mensajeros, espías, cocineros y esclavos sexuales.

El documento de la reunión requiere a sus partidarios que no escatimen esfuerzos para acabar con el uso de niños soldados y estipula que los países deben desmovilizar a los niños combatientes, inclusive si hay una guerra.

Aproximadamente 95.000 niños soldados han participado en recientes programas de desmovilización en países de Africa, Asia y América Latina, incluyendo Afganistán, Colombia, Uganda, Somalia, Sri Lanka y Liberia.