Publicado 18/05/2021 04:09CET

Francia y Alemania se comprometen a ayudar a Sudán a pagar su deuda con el FMI

El presidente francés, Emmanuel Macron, y el presidente del Consejo Soberano de Sudán, Abdel Fattah Burhan, en la conferencia celebrada en París.
El presidente francés, Emmanuel Macron, y el presidente del Consejo Soberano de Sudán, Abdel Fattah Burhan, en la conferencia celebrada en París. - Ludovic Marin/AFP/dpa

PARÍS, 18 May. (DPA/EP) -

Francia y Alemania se han ofrecido a ayudar a Sudán, afectado por la crisis, a saldar sus deudas con el Fondo Monetario Internacional (FMI), al margen de una cumbre internacional que se ha celebrado este lunes con el objetivo de recabar apoyos para el incipiente Gobierno de transición de Jartum.

París ha ofrecido a Sudán un préstamo puente de 1.500 millones de dólares (unos 1.200 millones de euros).

"Esta contribución demuestra la fuerza de nuestra asociación y la confianza que tenemos en Sudán", ha precisado el ministro francés de Finanzas, Bruno Le Maire, junto al primer ministro sudanés, Abdalla Hamdok.

El presidente francés, Emmanuel Macron, anfitrión del evento, también ha declarado su firme apoyo al nuevo Gobierno, señalando que la revolución que derrocó al anterior "no fue una coincidencia de la historia", sino que tenía largas raíces en la lucha del pueblo sudanés por la libertad y la dignidad.

También ha agregado que ahora es importante asegurarse de que todos los actores políticos tienen voz en el país, y ha hecho mención especial a los jóvenes. Otros países sólo pueden ofrecer consejos, ha continuado, argumentando que Sudán ahora debe trazar su propio destino.

El presidente del Consejo Soberano de Sudán, Abdel Fattah Burhan, ha dado las gracias a Macron, afirmando que Francia envía un mensaje de paz y cooperación.

Alemania, por su parte, se ha comprometido a hacerse cargo de 90 millones de euros de las obligaciones sudanesas con el FMI, mientras que también ha ofrecido 390 millones de euros de alivio de la deuda bilateral.

La conferencia de ayuda de París es la continuación de una reunión celebrada en Berlín el año pasado, en la que la comunidad internacional se comprometió a aportar unos 1.800 millones de dólares (unos 1.400 millones de euros) en ayuda.

Este dinero beneficia directamente a la población, según ha considerado el ministro de Relaciones Exteriores alemán, Heiko Maas, para añadir que el objetivo es garantizar "que la democracia tenga una oportunidad en el país".

Le Maire ha descrito la conferencia del lunes como una oportunidad para que el país del este de África vuelva a formar parte del "concierto de naciones", después de haber estado aislado durante más de 30 años.

Sudán fue gobernado con mano dura por el presidente Omar al Bashir durante tres décadas hasta que fue derrocado por el Ejército en 2019. Civiles y militares formaron un Gobierno de transición conjunto que ha sido bien recibido por la comunidad internacional.

Sin embargo, el país está sumido en una profunda crisis económica, agravada por la pandemia de coronavirus. A principios de este año, Sudán saldó sus deudas con el Banco Mundial, gracias a un préstamo puente del Gobierno de Estados Unidos.

Al saldar sus atrasos con el Banco Mundial y el FMI, Sudán está preparando el camino para recibir subvenciones para la reducción de la pobreza, así como un paquete más amplio de alivio de la deuda por parte de la comunidad internacional.

Para leer más