Actualizado 15/11/2007 21:31 CET

Francia.- El Consejo constitucional francés avala "bajo ciertas condiciones" recurrir al ADN en la ley sobre inmigración

Censura en cambio la elaboración de estadísticas étnicas

PARIS, 15 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Consejo constitucional, la más alta institución francesa, avaló hoy "bajo ciertas condiciones" la posibilidad de recurrir a los análisis de ADN para los inmigrantes candidatos a la reagrupación familiar contemplada en la nueva ley francesa sobre gestión de la inmigración. Ha censurado, en cambio, la elaboración de estadísticas étnicas que prevé el texto legislativo.

El Consejo, del que forma parte desde hoy el ex presidente Jacques Chirac, ha dado su visto bueno a la medida, pero serán las autoridades judiciales y administrativas las que deberán decidir su uso.

Según la alta institución gala, el controvertido artículo 13 de la nueva ley francesa, que fija las condiciones en las que un solicitante de visado puede acudir a los test de ADN para probar una filiación con la madre, no tiene por finalidad "crear un derecho especial reservado a los extranjeros".

"La filiación del niño extranjero sigue estando sometida a la ley personal de la madre extranjera", reseña el Consejo. "Bajo estas condiciones, que garantizan la igualdad entre todos los sistemas de establecimiento de la filiación, la ley no es contraria al principio de igualdad", estima.

Además, considera que esta disposición legislativa no exime a las autoridades diplomáticas ni consulares de verificar "caso por caso" los actos de estado civil del que hayan sido objeto los solicitantes del visado.

Cuando se presente una petición de reagrupamiento familiar, estas autoridades deberán verificar la documentación presentada y no proponer de entrada el test de ADN. El Consejo quiere así evitar "una aplicación sistemática del recurso al ADN" en los Estados donde se podrá aplicar esta medida.

CONTRA LA CONSTITUCIÓN

Por otro lado, ha censurado el artículo 63 de la nueva legislación que prevé la elaboración de estadísticas con información étnica, otro punto controvertido de la ley del Ministro de Inmigración e Identidad Nacional, Brice Hortefeux. Para el grupo de consejeros está "en contradicción" con el artículo 1 de la Constitución francesa.

Este artículo estipula que Francia es una República "indivisible, laica, democrática y social" y garantiza "la igualdad ante la ley de todos los ciudadanos sin distinción de origen, raza o religión"". El Consejo cree, por tanto, que los estudios estadísticos "no deberían basarse en el origen étnico o racial"