Actualizado 26/04/2007 16:28 CET

Francia.- La prensa regional francesa se opone al debate entre Royal y Bayrou previsto para mañana

PARÍS, 26 Abr. (Del corresponsal de EUROPA PRESS, Salvador Martínez) -

El sindicato de la prensa regional gala, organizadora mañana de un encuentro con la candidata Ségolène Royal, se opuso esta mañana a que esta cita se convierta en un debate entre la aspirante socialista a la jefatura del Estado y el tercer candidato más votado en la primera vuelta, François Bayrou. Royal ha visto en esta oposición "algunas presiones" ejercidas por Nicolas Sarkozy, aspirante a la Presidencia por el partido gubernamental Unión por un Movimiento Popular (UMP).

El Sindicato de la prensa diaria regional (SPQR, por sus siglas en francés) se negó este mediodía a que Bayrou y Ségolène Royal protagonicen un debate televisado durante el encuentro que la candidata socialista mantendrá mañana, viernes, con la prensa nacional tal y como habrían deseado Royal y Bayrou.

"Nos quedamos en lo que estaba previsto inicialmente", han hecho saber desde el SPQR, es decir, dos debates consecutivos, el primero con la aspirante y el segundo con Sarkozy. Ambos encuentros se producirán sin François Bayrou, aseguran en el SPQR.

Royal propuso el pasado lunes a Bayrou protagonizar un debate con la intención de tratar una serie de temas en los que socialistas y centristas --Bayrou es el ex candidato de la formación centrista Unión por la Democracia Francesa-- podrían estar de acuerdo. Este hecho, si tiene lugar, podría suponer la adición de buena parte de los casi siete millones de votos que recibió Bayrou en la primera vuelta de las elecciones presidenciales a los poco más de nueve millones recibidos por Royal.

Sin embargo, la repentina alteración del programa del encuentro con la prensa regional planteada por Royal y la exigencia de Bayrou, quien deseaba que el debate fuera televisado, han generado la oposición a la idea del debate en la dirección del sindicato de la prensa regional.

ROYAL DENUNCIA "PRESIONES"

Por su parte, la candidata socialista aseguró poco después que el hecho de que el SPQR manifestara su oposición al encuentro televisado protagonizado por ella y Bayrou se debe a que "ha habido algunas presiones".

"No es el presidente de la prensa diaria regional, que al parecer ha sido recibido por Nicolas Sarkozy, quien me va a impedir el más mínimo debate", aseguró la candidata. "No es un problema, buscaremos otra solución", añadió.

Royal aprovechó su reacción ante la anulación del debate para criticar a Sarkozy, evocando eventuales presiones del aspirante de la UMP a los representantes de la prensa regional francesa. "Afortunadamente, la prensa es libre menos cuando sufre algunas presiones, algo totalmente perjudicial", señaló sin dejar de afirmar que protagonizará un debate con Bayrou porque "ha sido propuesto y aceptado".

Entretanto, la respuesta del entorno del candidato de la UMP no se hizo esperar y desmintió tajantemente haber ejercido cualquier tipo presiones a la prensa.