Actualizado 12/04/2007 23:04 CET

Francia.- La prioridad de los franceses es poner fin al desempleo, según una encuesta

PARÍS, 12 Abr. (Del corresponsal de EUROPA PRESS, Salvador Martínez) -

Para los franceses, "la lucha contra el paro" es el primer objetivo político al que tendrá que entregarse el nuevo presidente de la República, según un sondeo publicado hoy. Conscientes de ello, los principales aspirantes a las elecciones presidenciales proponen sus soluciones para acabar con un desempleo que el Ministerio de Trabajo cifra en un 8,4 por ciento de la población activa, un dato cuyo precedente más inmediato data de junio de 1983.

Según un estudio de opinión publicado en el semanario 'Le Point', el 46 por ciento de los franceses menciona en primer lugar "la lucha contra el paro" cuando se les pregunta cuál debe ser la primera de las áreas de acción del próximo presidente.

Los extremos del mercado de trabajo, es decir, jóvenes de menos de 25 años y aquellos de edades comprendidas entre 55 y 64 años, sufren más el desempleo que ningún otro segmento de la sociedad francesa.

De este modo, el 21,6 por ciento de los primeros están desempleados, mientras que el nivel de empleo de los segundos sólo es de un 37,9 por ciento, uno de los más bajos de la Unión Europea.

La política del Gobierno de Dominique de Villepin, que si bien ha logrado disminuir el desempleo hasta alcanzar cifras no conocidas desde los años ochenta, ha sido criticada por su exceso de voluntarismo, es decir, por el exceso de ayudas estatales a la empresas en forma de "de leyes, decretos y apilamiento de circulares", según los términos utilizados por los críticos de la 'Cour de Comptes', la institución encargada en Francia del control de las cuentas públicas del Estado.

En materia de empleo, los principales candidatos a las elecciones presidenciales presentan, en conjunto, una batería de medidas que manifiesta hasta qué punto resulta necesario aportar soluciones a un paro masivo que alcanza a 2,1 millones de personas, según el Ministerio de Trabajo, pero que las asociaciones de parados y algunas organizaciones sindicales cifran en 4,4 millones.

PROPUESTAS DE LOS CANDIDATO

El candidato favorito según los sondeos, Nicolas Sarkozy, aspirante por el partido gubernamental de la Unión por un Movimiento Popular (UMP), es, de acuerdo con el grupo Coe-Rexecode, "el único" capaz de añadir un punto porcentual de riqueza económica al 2,1 por ciento que ha registrado la economía francesa en 2006.

La filosofía de Sarkozy en materia de empleo es fácil de formular: "Trabajar más para ganar más". Una máxima que se traduce en varias medidas de referencia: la exoneración de impuestos de unas horas extra que tendrán que pagarse un 25 por ciento más caras y la regulación del derecho a la huelga. De este modo, el aspirante de la UMP pretende acabar con las 35 horas de trabajo semanal impuestas por el gobierno socialista de Lionel Jospin.

Según indican en Coe-Rexecode, esta medida "es favorable al empleo y podría crear del orden de 120.000 empleos y 60.000 equivalentes bajo la forma de la prolongación de la duración del tiempo de trabajo".

Por su parte, Ségolène Royal, la aspirante del Partido Socialista --cuya candidatura es la segunda más apoyada por electorado francés-- apunta a los más jóvenes con sus medidas en materia de empleo. De este modo, pretende la creación de 500.000 empleos trampolín para los jóvenes, además de 190.000 para los jóvenes sin calificación del sistema educativo a través de un contrato denominado "contrato primera oportunidad por el empleo".

Una medida de la socialista con un público más general que las dos anteriores es la creación de una "seguridad social profesional". La idea, inspirada en la gestión de los mercados de trabajo de los países nórdicos, consiste en asegurar al desempleado el 90 por ciento de su último salario percibido.

En cuanto a François Bayrou, aspirante por el centrista Unión por la Democracia Francesa (UDF) y tercer favorito en la carrera hacia el Elíseo, cabe destacar que pretende forjar en Francia una "social-economía", proyecto basado en reformas centradas en las 'pymes' galas, que son medianamente aceptadas en ese sector de la economía francesa.

OPINIONES DE EXPERTOS

Ayer, el diario económico 'La Tribune' publicó un sondeo según el cual sólo los patronos del sector hostelero se interesan tanto por las medidas de Bayrou como por las de Sarkozy, siendo éste último el aspirante favorito de los patronos de Francia.

Para algunos analistas, las medidas de los tres candidatos a la Presidencia de Francia se revelan, aunque más o menos interesantes, insuficientes. Según declaró a Europa Press el investigador del Centro de Estudios e Investigaciones Internacionales (CERI), del prestigioso Instituto de Estudios Políticos Zaki Laïdi, "todas esas medidas no hablan de una verdadera reforma del mercado de trabajo".

De ahí que una de las conclusiones del estudio de opinión publicado por 'La Tribune' sea el que "para los patronos, la campaña electoral no aborda las verdaderas cuestiones".