Actualizado 26/04/2007 17:15 CET

Francia.- Sarkozy afirma que si es elegido hará de la liberación de las enfermeras búlgaras en Libia "una prioridad"

PARÍS, 26 Abr. (Del corresponsal de EUROPA PRESS, Salvador Martínez) -

El candidato del partido gubernamental a las elecciones presidenciales francesas, Nicolas Sarkozy, se reunió esta mañana con los miembros de las familias de las cinco enfermeras búlgaras y el médico palestino condenados a muerte en 2004 en Libia por haber infectado con el virus del Sida a 393 niños. Según explicó, la condena "es un problema que concierne a Francia".

Sarkozy recibió esta mañana a los representantes de los condenados a muerte por el régimen libio en el cuartel general donde desarrolla su campaña presidencial, y les prometió que si resulta elegido presidente de la República hará "de la liberación de esas mujeres y ese hombre una prioridad".

Para el candidato de la UMP a la jefatura del Estado francés, el fin de la situación de los enfermeros y el doctor "es una prioridad". Por esta razón, el candidato a la presidencia de la República tuvo palabras para el presidente libio, Muamar al Gadafi, quien, según Sarkozy, ha "hecho gestos significativos en materia de lucha antiterrorista".

Sin embargo, Gadafi "debe escuchar este llamamiento", dijo el candidato francés, añadiendo que el hecho "que se ocupen de las familias libias que han vivido este drama de la manera que sea" es algo con lo que está de acuerdo pero que "estas enfermeras deben ser liberadas" por "una cuestión de humanidad".

Este llamamiento humanitario tiene lugar el mismo día en que la ONG francesa Liga de los Derechos Humanos (LDH) presentó hoy la edición 2007 de su informe, titulado el 'Estado de los derechos humanos en Francia'. Este documento constata una "regresión continua de las libertades" en el territorio francés.

El texto es muy critico con la política legislativa desarrollada por el Gobierno francés y en el que Sarkozy ha participado como ministro del Interior durante cuatro años. Según el texto, "la política legislativa" del Gobierno presenta una dominante "xenófoba", además de estar "dominada por la seguridad", de manera que, cuando se legisla, se sacrifican, entre otras cosas, "los derechos de los extranjeros, la humanidad más elemental y, al fin y al cabo, las libertades de todos".

En la presentación del informe, el presidente de la (LDH), Jean-Pierre Dubois, personificó esa política en la figura de Nicolas Sarkozy, un hombre con "una visión del mundo absolutamente aterradora", según Dubois.