Actualizado 08/12/2009 11:06 CET

Gibraltar.- Moratinos recuerda que fue una persecución en caliente y espera que "no se repita" el incidente

BRUSELAS, 8 Dic. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, recordó hoy que la entrada de cuatro agentes de la Guardia Civil anoche en aguas gibraltareñas se debió a una "persecución en caliente" a una embarcación de presuntos narcotraficantes y confió en que "no se repita ese incidente".

"El propio ministro (del Interior, Alfredo Pérez) Rubalcaba expresó sus disculpas, fue una persecución en caliente y se liberaron a los Guardias Civiles, que están ya de vuelta en España. Esperamos que no se repita ese incidente", dijo Moratinos en Bruselas a su llegada a la reunión de ministros de Exteriores de la UE.

Rubalcaba habló anoche con el primer ministro de Gibraltar, Peter Caruana, tras conocer los hechos para pedirle disculpas por este incidente. Según indicaron a Europa Press fuentes del Ministerio de Interior, el primer ministro gibraltareño aceptó las disculpas de Rubalcaba.

Durante la conversación, el ministro español admitió que la actuación de los agentes fue "un poco incorrecta" pero incidió en que fue "fruto de una persecución en caliente". Fuentes de la Guardia Civil indicaron que se trata de un "incidente sin ánimo de molestar" por parte de los agentes de la Guardia Civil al entrar en aguas del Peñón.