El Gobierno autoproclamado en Trípoli acusa al general Jalifa Haftar de estar aliado con el Estado Islámico

Publicado 19/08/2015 4:23:06CET

MADRID, 19 Ago. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno autoproclamado en la capital de Libia, Trípoli, ha acusado este martes al comandante Jalifa Haftar, que encabeza una operación contra las milicias islamistas en Benghazi (este), de estar aliado con el grupo terrorista Estado Islámico.

En una carta enviada al secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki Moon, el presidente del Congreso Nacional General (CNG), Nuri Abu Sahmain, ha asegurado que "hay pruebas de que hay coordinación entre los terroristas en Sirte y Derna y las fuerzas de Haftar".

Asimismo, ha dicho que tanto los yihadistas como Haftar "están recibiendo apoyo de los restos del antiguo régimen (de Muamar Gadafi), actualmente asentados en Egipto", según ha informado el diario 'The Libya Herald'.

Abu Sahmain ha recalcado que el Gobierno de Trípoli se ha comprometido a luchar contra el extremismo que representa el Estado Islámico, reclamando a la ONU que reconozca sus esfuerzos en materia antiterrorista.

Sin embargo, se ha pronunciado contra una intervención internacional en el país, advirtiendo contra cualquier "violación de la soberanía libia y cualquier intento de combatir el terrorismo en el país sin consultas y un acuerdo con el CNG", al que ha descrito como "la autoridad legítima".

Haftar, un antiguo general de Gadafi, es uno de los numerosos comandantes de fuerzas irregulares que se negaron a entregar las armas tras el fin del antiguo régimen en 2011. En mayo de 2014, lanzó su propia ofensiva contra los milicianos islamistas en Benghazi.

Pese a ello, el Gobierno reconocido internacionalmente, con sede en Tobruk, recuperó en enero al general para el servicio activo, en un nuevo ejemplo de la alianza que conforman frente a la Administración rival autoproclamada en Trípoli.

La coalición Amanecer de Libia, responsable de la toma de Trípoli, ha acusado a Haftar de intentar orquestar una contrarrevolución con otros miembros del régimen de Gadafi han denunciado que está apoyado por Egipto y Emiratos Árabes Unidos (EAU).

El Estado Islámico se ha convertido en una fuerza a tener en cuenta en Libia, donde se han instalado aprovechando el vacío político y de seguridad derivado de la actual guerra civil que enfrenta a los dos gobiernos paralelos.

Para leer más