Publicado 17/10/2021 11:51CET

El Gobierno británico asegura que hará "lo posible" para impedir la entrada en prisión de Zaghari-Ratcliffe

Archivo - Richard Ratcliffe, esposo de la ciudadana británica, Nazanin Zaghari-Ratcliffe, condenada por conspiración en Irán
Archivo - Richard Ratcliffe, esposo de la ciudadana británica, Nazanin Zaghari-Ratcliffe, condenada por conspiración en Irán - Jonathan Brady/PA Wire/dpa - Archivo

MADRID, 17 Oct. (EUROPA PRESS) -

La ministra de Exteriores de Reino Unido, Liz Truss, se ha comprometido a hacer "todo lo posible" para impedir el retorno a prisión de la ciudadana británica-iraní Nazanin Zaghari-Ratcliffe, después de que las autoridades judiciales iraníes desestimaran su recurso para seguir en libertad por un caso en su contra de propaganda contra el Estado iraní.

"En lugar de amenazar con devolver a Nazanin a prisión, Irán debe liberarla de forma permanente para que pueda regresar a casa", ha declarado Truss a 'The Independent'.

"Estamos haciendo todo lo posible para ayudar a Nazanin a volver a casa con su pequeña hija y su familia y continuaré presionando a Irán sobre este punto", ha añadido.

Zaghari-Ratcliffe perdió su última apelación en el proceso por propaganda del que está acusada y podría volver a prisión "en cualquier momento", según hizo saber este pasado sábado una diputada británica.

La sentencia contra Zaghari-Ratcliffe "se ha mantenido sin audiencia judicial de por medio", denuncio la diputada laborista Tulip Siddiq en su cuenta de Twitter.

Siddiq representa a la circunscripción de Hampstead y Kilburn, donde vive el marido de la acusada, Richard. "Acabo de hablar con él. Nazanin ha perdido su última apelación y se mantiene su sentencia de un año de cárcel. Podría volver a la cárcel en cualquier momento", avisó en su cuenta de Twitter.

La diputada pidió al primer ministro británico, Boris Johnson, que intervenga "inmediatamente" para garantizar su completa liberación.

Zaghari-Ratcliffe, de 42 años y colaboradora de la Thomson Reuters Foundation, fue puesta en libertad vigilada en marzo tras cumplirse los cinco años en prisión a los que fue condenada por cargos de conspiración y espionaje.

Sin embargo, poco después fue imputada con nuevos cargos de propaganda contra la República Islámica por participar en 2009 en una manifestación frente a la Embajada británica en Londres y realizar declaraciones al servicio en persa de la BBC.

El Gobierno británico ha pedido reiteradamente su liberación y considera que su encarcelamiento es "arbitrario" y una "represalia diplomática".

En concreto, se ha especulado con la detención de Zaghari-Ratcliffe estaría vinculada con la petición de Irán de reembolso de los fondos abonados a Reino Unido por la compra de carros de combate Chieftain antes de la Revolución Islámica de 1979 y que nunca fueron entregados, unos 450 millones de euros.

Para leer más