El Gobierno y los rebeldes kokang se acusan mutuamente del ataque contra el convoy de la Cruz Roja

Publicado 19/02/2015 5:33:13CET

MADRID, 19 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Birmania y los rebeldes del Ejército de la Alianza Democrática Nacional de Birmania (MNDAA) --integrada por rebeldes kokang, miembros de la etnia china han--, se han acusado mutuamente este miércoles del ataque contra un convoy de la Cruz Roja en el área de Laukkai, suceso que se saldó con dos heridos.

Los enfrentamientos estallaron el 9 de febrero entre el Ejército birmano y el MNDAA y miles de civiles han huido de la zona, bien a zonas dentro del país o cruzando hacia China. El ataque contra la Cruz Roja fue el primero en la historia del país.

En respuesta, el presidente de Birmania, Thein Sein, declaró el estado de emergencia en la región de Kokang (este), lo que supone que durante los próximos tres meses se regirá por la ley marcial.

El Gobierno ha publicado un comunicado en el que ha acusado a los rebeldes del ataque y ha detallado que el convoy estaba compuesto por siete vehículos y que en ellos viajaban alrededor de cien civiles.

Sin embargo, el secretario general del MNDAA, Htun Myat Lin, ha recalcado que "el área entre Chin Shue Hal y Laukkai, donde se produjo el ataque contra el convoy, es una zona controlada por las tropas gubernamentales", según ha informado el portal de noticias The Irrawady.

Por contra, Mai Phone Kyaw, un portavoz del Ejército de Liberación de las Nacionalidades Taang (TNLA) --otra milicia del país--, ha apuntado que "el área está controlada por los rebeldes y las tropas gubernamentales", por lo que "no está confirmado quién disparó contra el convoy".

El MNDAA estaba integrado antiguamente en el Partido Comunista de Birmania, una guerrilla respaldada por China que combatió al Gobierno birmano hasta que se disgregó en 1989.

Los enfrentamientos entre los rebeldes y el Ejército en 2009 empujaron a decenas de miles de refugiados a cruzar al suroeste de China, desatando las críticas de Pekín.

La población kokang vive en la Región Especial de Kokang, ubicada al noreste del citado estado, y es en su mayoría descendiente de ciudadanos de habla china que emigraron a la zona en el siglo XVIII.

CARTA DEL MNDAA AL GOBIERNO

Por otra parte, el líder del MNDAA, Peng Jiasheng, ha enviado este miércoles una carta abierta al presidente birmano para pedir el reconocimiento de su grupo, unos mayores derechos para los kokang y la apertura de conversaciones de paz.

En la misma, Peng ha asegurado "haber contribuido al desarrollo de la Región Especial de Kokang", y, pese a decir que "no pueden entenderse los motivos por los que se produjo el ataque contra el MNDAA en 2009, los kokang quieren ser parte del país".

En respuesta, el ministro de Información, Ye Htut, ha subrayado que el Gobierno "no ve razones para tomar (la carta) en consideración", recalcando que la formación "es un grupo renegado kokang" y que no se acepta su participación en el proceso nacional de alto el fuego, que incluye a 16 grupos étnicos, entre ellos el TNLA.

Para leer más