Actualizado 08/10/2015 21:03 CET

El Gobierno y los rebeldes han violado más de 50 veces el alto el fuego en Sudán del Sur

ADDIS ABEBA, 8 Oct. (Reuters/EP) -

El Gobierno y los rebeldes en Sudán del Sur han violado en más de 50 ocasiones el acuerdo de alto el fuego durante los últimos 20 meses, según un informe de la Autoridad Intergubernamental sobre el Desarrollo de África Oriental (IGAD) hecho público este jueves.

La IGAD ha asegurado que, entre febrero de 2014 y septiembre de 2015, los rebeldes cometieron 29 violaciones y las tropas gubernamentales, 24.
Además, la última violación se produjo el 22 de septiembre, cuando los rebeldes atacaron y saquearon Guit, una localidad controlada por el Gobierno en la región de Unidad, en el norte del país, causando "víctimas civiles y militares" antes de su retirada.

"Este incidente demuestra una completa indiferencia hacia el alto al fuego permanente firmado recientemente por el grupo de las fuerzas SPLM/A-IO en el estado de Unidad", ha criticado la IGAD, refiriéndose a los rebeldes.

Los rebeldes que apoya al exvicepresidente sursudanés Riek Machar han rechazado la acusación y han argumentado que ellos fueron atacados primero. "En el proceso de persecución (a los atacantes), nuestras fuerzas terminaron haciéndose con el control de Guit, Leer y Koch, pero nos retiramos porque nuestra intención no era tomarlas para violar el alto el fuego", ha afirmado un portavoz de la insurgencia, William Gatjiah Deng.

El país más joven del mundo estalló en una guerra civil a finales de 2013 después del enfrentamiento político entre el presidente, Salva Kiir, y su antiguo 'número dos' Riek Machar, despertando las diferencias sectarias entre los dinka de Kiir y los nuer de Machar. Más de 10.000 personas han muerto desde entonces.

Debido a las presiones internacionales y a la amenaza de sanciones, Kiir y Machar firmaron un acuerdo de paz en agosto. Sin embargo, ambas partes se han acusado mutuamente de perpetrar ataques y las organizaciones humanitarias se han retirado de las zonas más violentas.

Para leer más