Guinea Ec.- PP, IU, CDC, CCOO, UGT y Asodegue denuncian las "irregularidades" de las elecciones ecuatoguineanas

Actualizado 14/05/2008 19:36:11 CET

MADRID, 14 May. (EUROPA PRESS) -

Los partidos y organizaciones miembros de la Plataforma de Apoyo a la Democracia en Guinea Ecuatorial --PP, IU, CDC, CCOO, UGT y Asodegue (Asociación para la Solidaridad Democrática con Guinea Ecuatorial)-- hicieron pública hoy una declaración en la que denuncian que el proceso electoral de Guinea Ecuatorial "ha estado plagado de irregularidades en todas sus fases".

"Como en experiencias anteriores, pese al esfuerzo de los partidos democráticos, las autoridades ecuatoguineanas han ido sembrando el fraude desde la renovación del censo electoral hasta el recuento final de los votos", aseguraron en la declaración, firmada el lunes, 12 de mayo.

En este sentido, criticaron la actuación de las autoridades en el periodo previo a las elecciones, cuando "llenaron de militares las calles de las principales ciudades del país, buscando crear un clima de intimidación". Tampoco se desarrolló con normalidad, a su juicio, la campaña electoral, ni el decreto de convocatoria de los comicios se hizo según la Ley Electoral.

La convocatoria de las elecciones "modificaba", además, las circunscripciones de Malabo y de Bata "para impedir el avance de las formaciones democráticas" y adelantaba un año y medio los comicios legislativos, según los firmantes de la declaración.

En cuanto a la campaña electoral, aseveraron que el Gobierno ecuatoguineano y su partido (PDGE) "han organizado grupos de reventadores, encuadrados por ministros, embajadores o parientes directos del dictador, que han impedido, de manera sistemática, la celebración de actos públicos en buena parte del país, sobre todo en la Región Continental".

Asimismo, la Plataforma de Apoyo a la Democracia en Guinea Ecuatorial afirmó que, en esa región, las personas que acudían a los mítines de la oposición recibían "amenazas" y, en algunos casos, también los candidatos tenían que soportar "coacciones graves".

Las actividades fraudulentas dirigidas por los gobernantes de Guinea Ecuatorial continuaron, de acuerdo con quienes suscriben el comunicado, el día de la votación, el pasado 4 de mayo. Así, enumeraron varios fenómenos que pudieron constatar, como la publicación del voto de los ciudadanos, el "voto dirigido", el "voto múltiple" --"consentido e inducido por los presidentes de las mesas, todos ellos militantes del PDGE--, el "voto familiar" --el cabeza de familia vota por todos sus parientes-- o el "voto transeúnte", cuando varias personas recorren una ruta votando en todos los colegios electorales.

También denunciaron la "ausencia de papeletas de la oposición; el adelanto de las elecciones a la madrugada del día 4 en las que los jefes de poblado votan, según una lista, por la mayoría de los habitantes de su jurisdicción; y la coacción y expulsión posterior de la gran mayoría de los interventores de los partidos de la oposición".

Por último, resaltaron las irregularidades detectadas en el recuento y la posterior "gestión" de los resultados por parte de la Junta Electoral, que "ha anunciado finalmente unos datos contradictorios con los adelantados por ella y los calculados por los partidos democráticos".

Además, añadieron que "no ha existido la posibilidad de presentar reclamaciones o recursos ante la Junta Electoral, que sólo ha funcionado por medio de su presidente y vicepresidente, ambos miembros del Gobierno".

Frente a todas estas "arbitrariedades", indicaron los firmantes del texto, "el Gobierno ecuatoguineano ha intentado hacer el silencio". Por ejemplo, "negando el visado de entrada a Guinea a todos los periodistas españoles que lo solicitaron".

Como consecuencia de los hechos denunciados, se ha producido, en su opinión, "un claro retroceso en el proceso democrático guineano, había sido preparado desde las más altas jerarquías". No obstante, y a pesar de la dificultad de ejercer ciertos derechos individuales en el país africano, los miembros de la Plataforma subrayaron que, "en los últimos años, gracias al empeño de los demócratas guineanos, era creciente la presencia de algunas de sus organizaciones en la vida política del país".

Entre éstas, destacaron a Convergencia para la Democracia Social (CPDS), Acción Popular de Guinea Ecuatorial (APGE) y Unión Popular (UP), cuyas acciones --dijeron-- sugerían un "pluripartidismo de hecho" que "ha resultado excesivo para el general Obiang", quien "ha ordenado una parodia de proceso electoral para atribuirse casi el 100 por cien de los votos y 99 de los 100 diputados de la Cámara".

Por todo lo expuesto, los grupos que se adhieren al comunicado reclamaron a los partidos políticos y al Gobierno español "la máxima firmeza ante la falta de voluntad política real (...)", por parte del presidente ecuatoguineano, Teodoro Obiang, "de instaurar un proceso de democratización creíble en el país", y les pidieron también su apoyo para las organizaciones democráticas de Guinea Ecuatorial.