Hong Kong se prepara para nuevas protestas este viernes

Publicado 23/08/2019 5:02:41CET
Manifestación de la oposición en la estación de trenes de alta velocidad de Tsim Sha Tsui, en Hong Kong
Manifestación de la oposición en la estación de trenes de alta velocidad de Tsim Sha Tsui, en Hong Kong - REUTERS / TYRONE SIU - Archivo

HONG KONG, 23 Ago. (Reuters/EP) -

Hong Kong se está preparando este viernes para más manifestaciones y una "prueba de esfuerzo" del aeropuerto internacional de la ciudad el fin de semana, mientras tras casi tres meses las protestas antigubernamentales no muestran signos de reducirse.

Se esperan múltiples protestas este viernes, entre ellas una manifestación de contadores en la sede del Gobierno y un evento de "Cadena Báltica" donde los manifestantes se unirán en diferentes distritos de Hong Kong.

Los manifestantes antigubernamentales han dicho que también tienen pensado interrumpir el transporte que se dirige al aeropuerto durante el fin de semana.

"Vaya al aeropuerto por diferentes medios, incluyendo MTR, autobús del aeropuerto, taxi, bicicleta y automóvil privado para aumentar la presión sobre el transporte del aeropuerto", han indicado en Internet.

El aeropuerto internacional de Hong Kong, uno de los más activos del mundo, se vio obligado a cerrar temporalmente la semana pasada y cientos de vuelos fueron cancelados o reprogramados debido a los enfrentamientos entre los manifestantes y la Policía.

Las protestas, que se intensificaron en junio por un proyecto de ley ahora suspendido que permitiría la extradición de sospechosos criminales en Hong Kong a China para ser juzgados, se han convertido en llamadas más amplias a la libertad política.

Las manifestaciones, que han llevado a millones de residentes de Hong Kong a las calles, han sumido al centro financiero asiático en su crisis más profunda desde su entrega a Pekín en 1997 y representan uno de los mayores desafíos para el presidente chino, Xi Jinping, desde que asumió el cargo en 2012 .

Los disturbios han sido alimentados por preocupaciones más amplias sobre la erosión de las libertades garantizadas por la fórmula de "un país, dos sistemas" adoptada después del regreso de Hong Kong a China.

Las protestas ya están afectando a la economía y el turismo de la ciudad, con la región administrativa especial en la cúspide de su primera recesión en una década.

Las empresas, entre ellas grandes bancos y los promotores inmobiliarios, han pedido una restauración de la ley y el orden.

En el caso más reciente, los joyeros internacionales han buscado que se posponga una gran feria comercial con hasta el 40 por ciento de los expositores amenazando con retirarse.

Los manifestantes el viernes y durante el fin de semana reiteraron los llamamientos para que el Gobierno aborde sus cinco demandas: retirar el proyecto de ley de extradición, una investigación independiente sobre las protestas y la brutalidad policial percibida, detener las descripciones de las protestas como "disturbios", que se retiren los cargos contra los detenidos y la reanudación de la reforma política.

Para leer más