Publicado 01/02/2021 14:25

HRW acusa al Gobierno de Sri Lanka de "socavar" los esfuerzos para juzgar "graves abusos" de Derechos Humanos

El presidente de Sri Lanka, Gotabaya Rajapaksa
El presidente de Sri Lanka, Gotabaya Rajapaksa - Pradeep Dambarage/ZUMA Wire/dpa - Archivo

MADRID, 1 Feb. (EUROPA PRESS) -

La ONG Human Rights Watch (HRW) ha acusado este lunes al Gobierno de Sri Lanka de "socavar" los esfuerzos para juzgar la comisión de "graves abusos" de Derechos Humanos por parte de altos cargos en el pasado.

La organización, que ha denunciado la "represión" gubernamental de "activistas, periodistas, abogados y familiares de las víctimas" de este tipo de violaciones, ha matizado en un informe que los esfuerzos por parte del Gobierno del presidente, Gotabaya Rajapaksa, son insuficientes.

Así, ha tildado las acciones de las autoridades de ser "un asalto a la Justicia" que incrementa la posibilidad de sufrir "graves violaciones de Derechos Humanos hoy y en el futuro" en el país asiático.

El director de HRW en Suiza, John Fisher, ha pedido así al Consejo de Derechos Humanos de la ONU que "adopte una resolución" al respecto para condenar los "continuos abusos" en Sri Lanka que demuestre, además, "que la comunidad internacional no ignorará los abusos y ofensas" del Gobierno de Rajapaksa.

Para HRW, los esfuerzos para llevar a los responsables ante la Justicia han disminuido notablemente a lo largo de 2020. Los altos cargos de la Policía, así como del Gobierno de la Administración del ahora expresident4e Mahinda Rajapaksa, han huido del país o han sido acusados de delitos menores, según el texto.

Así, los juicios a miembros del Ejército y agentes de Inteligencia acusados de estar detrás de desapariciones forzosas han sido atrasados o suspendidos. Gotabaya Rajapaksa era el ministro de Defensa del Gobierno que lideraba su hermano, Mahinda Rajapaksa, entre 2005 y 2015, y tiene responsabilidad directa por la conducta de las fuerzas ceilandesas en el marco de la guerra civil, que finalizó en 2009.

Desde que fue elegido presidente en noviembre de 2019 ha nombrado a personas implicadas presuntamente en crímenes de guerra y graves violaciones de los Derechos Humanos, tal y como ha alertado HRW, que ha matizado lo acusa de "desobedecer a las obligaciones" que el cargo requiere y "promover la justicia, la verdad y la reparación de las víctimas".

Por ello, la organización ha indicado que el Consejo de Derechos Humanos de la ONU "debe garantizar que la situación recibe respuesta", según Fisher. "Esta nueva resolución es crucial para mantener la presión internacional", ha dicho.

En este sentido, ha hecho hincapié en que "fracasar" supondría enviar un "terrible mensaje" a todas aquellas personas que han "cometido abusos" en todo el mundo y "se daría a entender" que la comunidad internacional está dispuesta a mirar para otro lado ante los delitos y crímenes más terribles".

Más información