Publicado 29/03/2021 07:00CET

HRW denuncia que el sistema de tutelaje masculino anula los derechos fundamentales de las mujeres de Qatar

Archivo - Siluetas de tres mujeres en Qatar
Archivo - Siluetas de tres mujeres en Qatar - VITTORIO ZUNINO CELOTTO - Archivo

Se enfrentan a múltiples restricciones en ámbitos como el laboral o el afectivo, e incluso su salud sexual se ve amenazada

MADRID, 29 Mar. (EUROPA PRESS) -

El sistema de tutelaje masculino en Qatar es un ejercicio de discriminación que niega a las mujeres la capacidad de tomar cualquier decisión fundamental sobre el destino de sus vidas; una suerte de "cuarentena" psicológica, denuncian algunas afectadas, que les ha llevado a sufrir una carga emocional casi insoportable, según ha concluido un informe especial publicado este lunes por la organización Human Rights Watch, especializada en el seguimiento de los Derechos Humanos en todo el mundo.

El documento, titulado 'Todo lo que tengo está atado a un hombre', examina casi una treintena de leyes, regulaciones y normativas, y recoge más de 70 entrevistas con afectadas para poner de manifiesto las enormes restricciones socioculturales a las que se enfrentan las mujeres qataríes, quienes necesitan permiso de un tutor masculino para casarse, estudiar en el extranjero, trabajar como funcionaria. Este sistema, además, les niega la autoridad para actuar como responsables principales de sus hijos, incluso en el caso de que estén divorciadas y tengan la custodia legal.

Estas restricciones, la mayoría de carácter ministerial, suponen una violación tanto del Derecho Internacional como de la propia Constitución de Qatar, donde "las mujeres ha roto barreras pero todavía tienen que navegar unas reglas marcadas por los hombres que limitan su capacidad para llevar una vida completa, productiva e independiente", lamenta la investigadora sobre los derechos de las mujeres de Human Rights Watch, Rothna Begum. "Les dejan muy pocas opciones viables para escapar del abuso de sus familias o maridos".

HRW hace hincapié en la indefensión a la que se enfrentan las mujeres que deciden romper con la tradición y escapar de este sistema a través del divorcio. Un nuevo matrimonio podría implicar la pérdida de la custodia y nunca pueden terminar de desvincularse de sus ex maridos, que siguen siendo los tutores legales de los niños.

"La mayoría de las mujeres entrevistadas han asegurado que estas reglas han afectado mucho su capacidad para llevar una vida independiente. Algunas han lamentado que la presión ha afectado su salud mental, contribuyendo a la autolesión, la depresión, el estrés y los pensamientos suicidas", añade la ONG.

En su respuesta, el Gobierno qatarí indica que las mujeres pueden actuar como tutoras para obtener pasaportes o tarjetas de identificación para sus hijos, que las mujeres no necesitan permiso de tutores para aceptar una beca o trabajar en ministerios, instituciones gubernamentales o escuelas, y que no se requiere la aprobación de un tutor para las excursiones educativas en la Universidad de Qatar que forman parte de los programas académicos.

Sin embargo, Human Rights Watch asegura en respuesta que el resultado de su investigación, incluidas las entrevistas y la revisión de documentos, entre ellos las solicitudes de permisos de tutores por parte de escuelas y lugares de trabajo, entran "directamente en conflicto" con las afirmaciones del Gobierno. De hecho, recuerda a las autoridades que, a día de hoy, existen organizaciones independientes de derechos de la mujer, que alguna de la normativa contradice la propia ley de Qatar y las obligaciones del país en virtud del derecho internacional, y que estas restricciones alcanzan a ámbitos tan delicados como el de la salud sexual.

Caso, por ejemplo, de "Dana", una joven de 20 años que tuvo que mentir al proporcionar el nombre y el número de teléfono de un amigo para que se hiciera pasar por su marido y así recibir un tratamiento médico urgente. "Hasta se negaron a hacerme un examen porque no estaba casada", lamenta a la organización. Es, para mujeres como Asma, de 40 años, "una vida constante en cuarentena".

"Al hacer cumplir las reglas de tutela masculina, Qatar les está fallando a las mujeres y ahora se está quedando atrás de los países vecinos cuando alguna vez estuvieron liderando el camino", dijo Begum. "Qatar debe eliminar todas las reglas discriminatorias contra las mujeres, publicitar estos cambios, aprobar leyes contra la discriminación y garantizar que las mujeres tengan el espacio cívico para exigir sus derechos".

Contador

Para leer más