HRW insta a Tailandia a no deportar a una joven saudí que huye de su familia

aeropuerto internacional de Suvarnabhumi, en Bangkok
Reuters - Archivo
Publicado 07/01/2019 5:23:59CET

BANGKOK, 7 Ene. (Reuters/EP) -

La ONG Human Rights Watch (HRW) ha instado este lunes a las autoridades de Tailandia a no deportar a una joven saudí de 18 años que huye de su familia ante el temor de que su vida corra peligro si regresa a casa.

Rahaf Mohamed al Qunun ha indicado que huyó de Kuwait mientras se encontraba con su familia visitando el país y decidió viajar a Tailandia para luego trasladarse a Australia, donde pediría asilo. No obstante, ha denunciado que fue detenida al bajarse del avión en Bangkok, la capital tailandesa, y que sería enviada de vuelta a Kuwait.

"Mis hermanos, mi familia y la Embajada saudí me estarán esperando en Kuwait", ha aseverado la joven, cuyo vuelo de regreso a Kuwait está previsto para las 11.15 de la mañana (hora local). "Me matarán. (...) Mi vida está en peligro. Mi familia amenaza con matarme por las cosas más triviales" ha advertido.

Las autoridades de Inmigración de Tailandia han insistido en que Al Qunun no pudo entrar en el país a su llegada el sábado por la noche dado que carecía de los documentos necesarios para obtener un visado.

HRW ha destacado la importancia de no deportarla a Arabia Saudí. "Las autoridades de Tailandia deben detener de inmediato la deportación y permitir que continúe su viaje a Australia o que permanezca en el país para que pueda solicitar protección como refugiada", ha expresado en un comunicado el director de la organización para Oriente Próximo, Michael Page.

Qunun ha asegurado que obtuvo un visado australiano y reservó el vuelo. Además, ha manifestado que tenía previsto pasar unos días en Tailandia. "Cuando llegué al aeropuerto alguien se acercó y dijo que tenía que pedir el visado tailandés, pero en vez de eso cogió mi pasaporte. Volvió con lo que parecía un agente de seguridad y dijo que tenía que volver a Arabia Saudí con Kuwait Airways porque mis padres se oponían a ello", ha relatado.

Surachate Hakparn, jefe de Inmigración, ha indicado que no tenía contacto con las autoridades saudíes o el Ministerio de Exteriores de Tailandia antes de la llegada de la joven y ha subrayado que se le impidió la entrada porque no había pagado un billete de vuelta o una reserva de hotel.

"Estaba exagerando. Huyó de su familia y llegó a Tailandia, pero no tenía los documentos necesarios para entrar. Las autoridades migratorias tenían que detener su entrada", ha destacado.

Contador