HRW reclama Justicia para las víctimas del genocidio en el 25º aniversario

Ruanda.- HRW reclama Justicia para las víctimas del genocidio en el 25º aniversa
REUTERS / RADU SIGHETI
Publicado 04/04/2019 17:14:21CET

MADRID, 4 Abr. (EUROPA PRESS) -

Human Rights Watch (HRW) ha reclamado este jueves Justicia para las víctimas del genocidio de Ruanda, recordando que 25 años después muchos de los culpables aún siguen libres, a pesar de los logros cosechados por la justicia internacional y los tribunales ruandeses.

"Veinticinco años después, las víctimas y los supervivientes deben estar en el centro de los pensamientos de todo el mundo, pero también debemos evaluar los progresos y la necesidad de garantizar la rendición de cuentas de todos los que dirigieron estos horribles actos", ha dicho el director ejecutivo de HRW, Kenneth Roth, en un comunicado.

HRW ha recordado que pudo documentar tanto la matanza de unos 800.000 tutsis y hutus moderados como los crímenes del Frente Patriótico Ruandés (FPR), la milicia formada por tutsis exiliados en Uganda que derrocó al Gobierno hutu poniendo fin al genocidio.

Alison Des Forges, consejera 'senior' de la división africana de HRW durante casi dos décadas que elaboró el reconocido informe 'Que nadie se quede sin contar su historia', compareció como testigo experta en once juicios por genocidio en el Tribunal Penal Internacional para Ruanda (TPIR).

"El Tribunal fue un extraordinario paso en la respuesta internacional a las graves y extendidas violaciones de los Derechos Humanos", ha valorado Roth. Estuvo en pie entre 1995 y 2015, veinte años en los que imputó a 93 personas, condenó a 61 y absolvió a 14.

HRW ha considerado que el TPIR "ha hecho una contribución significativa para establecer la verdad sobre la organización del genocidio y proporcionar Justicia a las víctimas". Entre los condenados se cuentan el ex primer ministro Jean Kambanda, el ex ministro de Defensa Théoneste Bagosora y el ex jefe de las Fuerzas Armadas Augustin Bizimungo.

Sin embargo, le ha reprochado que se encargó de un número de casos pequeños teniendo en cuenta la dimensión del genocidio. Y "su legado se vio socavado por su fracaso para procesar los abusos del FPR", ha añadido Roth. La milicia tutsi mató a miles de civiles hutus, "aunque la escala y naturaleza de estos crímenes no pueden compararse con el genocidio", ha subrayado HRW.

El sistema judicial de Ruanda, ha señalado la ONG, también juzgó a numerosos sospechosos en tribunales convencionales y en los tribunales Gacaca, una forma de justicia tradicional que funciona a nivel comunitario, pero "los estándares de estos juicios han variado enormemente debido a las injerencias y presiones políticas que han resultado en algunos juicios injustos".

Además, el Gobierno de Paul Kagame abordó una reforma del sistema judicial para ajustarlo a los estándares internacionales y que otros países pudieran extraditar a Ruanda a los sospechosos capturados en el extranjero. "Pero las mejoras técnicas y formales en la estructura legal y administrativa no se han traducido en mayor independencia judicial y respeto por el derecho a un juicio justo", ha criticado HRW.

La organización ha denunciado que "ha observado juicios en los que los cargos de ideología genocida e incitación a la insurrección fueron usados para procesar a prominentes críticos del Gobierno". "Los estándares no se han incumplido en muchos de estos casos sensibles", ha lamentado.

No obstante, ha destacado que algunos países --Bélgica, Francia, Alemania, Países Bajos, Finlandia, Suecia, Noruega, Suiza y Canadá-- han procesado a los supuestos genocidas que se han escondido en sus territorios y que incluso han obtenido la nacionalidad, basándose en el principio de jurisdicción universal.

"Una lección duradera del genocidio es que la impunidad conduce a atrocidades", ha indicado Roth. "A pesar del paso del tiempo, las víctimas merecen ver a todos los responsables del genocidio y otros crímenes paralelos detenidos y procesados en juicios justos y creíbles", ha defendido.

Contador

Para leer más