Actualizado 30/05/2013 18:38 CET

La inmigración ilegal, una amenaza para la seguridad nacional rusa

MOSCÚ, 30 May. (EUROPA PRESS) -

   El subdirector del servicio de Inteligencia interior ruso (FSB), Alexander Roshchupkin, ha asegurado que la inmigración ilegal representa una amenaza para la seguridad nacional porque sirve como conducto para la entrada de milicianos y de espías extranjeros.

   "Esperamos que los actuales conflictos armados, en particular Siria y los efectos de la Primavera Árabe, lleven a un influjo de milicianos, que ahora están adquiriendo una experiencia práctica y que llegarán a través de canales de inmigración ilegal", ha afirmado Roshchupkin, en una comparecencia en el Senado.

   El subdirector del FSB ha advertido que la inmigración ilegal también puede ser el cauce para la entrada de espías de servicios de Inteligencia de otros países. "Se ha establecido más allá de toda duda que los servicios especiales de países extranjeros están usando los canales de inmigración ilegal para desarrollar actividades subversivas y de Inteligencia en detrimento de la seguridad rusa", ha explicado, citado pro la agencia RIA Novosti.

   El Servicio de Migraciones ruso (FMS) estima que en Rusia hay unos tres millones de inmigrantes ilegales. Según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), Rusia es el país que más inmigrantes ilegales alberga del mundo, con casi el 7 por ciento de la población en edad laboral.

   El director de la Agencia de Inteligencia Militar rusa, el teniente general Igor Sergun, advirtió la semana pasada de que la situación actual en Afganistán representa una "serio desafío a la estabilidad internacional" y dejó claro que el repliegue de la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad (ISAF) en 2014 podría aumentar la amenaza del terrorismo y el extremismo religioso.