La insurgencia huthi comienza su repliegue de los puertos de Hodeida, clave del acuerdo de paz en Yemen

Yemen.- Los huthis amenazan con atacar Riad y Dubái si la violencia continúa en Hodeida
REUTERS / ABDULJABBAR ZEYAD - Archivo
Actualizado 11/05/2019 12:50:42 CET

HODEIDA (YEMEN), 11 (Reuters/EP)

Los insurgentes huthis de Yemen han comenzado a replegar este sábado sus posiciones en la ciudad portuaria de Hodeida, punto clave de la entrada de ayuda en el país, arrasado por la guerra, y condición indispensable de un acuerdo de paz gestionado por Naciones Unidas que llevaba cuatro meses paralizado.

"Los guardacostas han tomado posesión de Salif", ha explicado un corresponsal de Reuters desde el propio puerto, una de las entradas de grano más importantes en un país sumido en una grave crisis humanitaria.

Observadores de la ONU estaban presentes en Salif y otros se dirigen ya a Ras Isa, el otro puerto estratégico puesto que sirve para transferencias de petróleo. El viernes los huthis se comprometieron a retirarse el sábado de ambos puertos.

El presidente de la misión de verificación de la ONU, conocida como el Comité de Coordinación de Repliegue, Michael Lollesgaard, destacó este viernes "la oferta e intención" de los huthis para retirarse de estos puertos como "el primer paso práctico sobre el terreno desde la conclusión del Acuerdo de Hodeida".

Lollesgaard ha manifestado que el repliegue permitirá además a la ONU "asumir un papel de liderazgo" en apoyo a la corporación que gestiona los puertos, principales puertas de entrada de bienes y ayuda humanitaria al país.

Hodeida es el foco estratégico más importante de una guerra que dura ya cuatro años. La coalición militar que lidera Arabia Saudí en apoyo al Gobierno de Yemen reconocido por la comunidad internacional ha intentado sin éxito en hasta dos ocasiones arrebatar Hodeida a los huthis, ya que es su principal vía de suministros.

Tanto los rebeldes huthis como las fuerzas progubernamentales acordaron en diciembre en Estocolmo la retirada de Hodeida para el 7 de enero como primer paso de un calendario de distensión. Sin embargo, hasta ahora las partes no habían cedido en sus posiciones, aunque sí se ha mantenido un precario alto el fuego con continuos incumplimientos por ambas partes.

Después de casi cuatro años de guerra, los huthis controlan la mayoría de las zonas pobladas del país, mientras que el Gobierno del presidente Abdo Rabbu Mansur Hadi se sostiene en el reducto de Adén, en el sur, gracias al apoyo militar de Arabia Saudí y sus aliados.

La guerra ha sumido al que ya era el país más pobre del golfo Pérsico en la peor crisis humanitaria del mundo. Según la ONU, unas 16.000 personas han muerto y el 80 por ciento de la población depende de la ayuda para sobrevivir.

Contador

Para leer más