Irak.- El asesinato de un periodista en Irak podría haber sido cometido por el Ejército

Actualizado 19/12/2007 13:51:45 CET

Irak.- El asesinato de un periodista en Irak podría haber sido cometido por el Ejército

Actualizado 19/12/2007 13:51:45 CET

BAGDAD, 19 Dic. (EP/AP) -

El periodista iraquí que trabajaba en un portal de noticias de Internet Ali Shafeya Al Musawi fue presuntamente asesinado durante un asalto por parte del Ejécito iraquí, según informó el Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ).

Al Musawi recibió 31 disparos y fue encontrado muerto en la mañana del pasado sábado en su domicilio en el barrio bagdadí de Ciudad de Sadr, después del asalto del Ejécito iraquí, según informó la página web 'Vivo en Bagdad'. El fundador y director del portal, Brian Conley, aseguró que los detalles y el motivo del asesinato permanecen sin aclarar, aunque dejó entrever que el motivo podría haber sido que el trabajo del periodista en el portal de noticias resultara incómodo para el Gobierno.

Sin embargo, en el pasado se han dado casos de pistoleros ajenos al Ejército que asaltaban zonas cercanas al lugar del crimen ataviados con uniformes parecidos a los oficiales.

Conley añadió que siguen investigando una amenaza de muerte que Al Musawi había recibido la semana pasada del Ejército Mahdi, la milicia controlada por el clérigo radical Muqtada al Sadr, sobre la que el fallecido estaba realizando un reportaje. Se cree que varios miembros de las fuerzas de seguridad iraquíes están relacionados con algunas milicias, incluido el Ejército Mahdi.

El director ejecutivo del CPJ, Joel Simon, consideró que "el asesinato de Al Musawi es un problema, especialmente sabiendo que las fuerzas iraquíes se encontraban por la zona a la hora de su muerte" y facilitó el dato de 64 periodistas asesinados en 17 países de todo el mundo este año. También dijo que, sólo en Irak, han muerto 124 periodistas y 49 integrantes del personal de los medios desde que Estados Unidos llegó al país en 2003, lo que supone el conflicto más grave en este aspecto en los últimos 26 años.

Simon aseguró que "trabajar como periodista en Irak sigue siendo uno de los trabajos más peligrosos del planeta" y concluyó que los asesinatos a gente de la prensa suceden "con una regularidad alarmante".