Actualizado 06/02/2007 23:01 CET

Irak. Aumentan a 52 los muertos en episodios violentos en Irak, entre ellas 33 víctimas interconfesionales

BAGDAD, 6 Feb. (EP/AP) -

Al menos 25 personas han muerto hoy en distintos enfrentamientos en Irak, entre ataques con coche bomba, ataques con proyectiles de mortero, tiroteos y enfrentamientos interconfesionales entre suníes y chiíes, según un nuevo balance oficial, siendo los peores ataques los registrados en el sur de Bagdad, donde un coche bomba estacionado se cobró la vida de tres civiles e hirió a otros tres, así como otro aparcado en un distrito al este de la capital que se saldó con la muerte de cinco personas y 12 heridos.

Una bomba colocada en la carretera explotó al paso de una patrulla policial en el este de Bagdad, matando a un agente de Policía e hiriendo a otros tres, según fuentes policiales.

Asimismo, otro convoy de Policía fue alcanzado por otra bomba, cuya detonación se produjo después de que el convoy fuera emboscado en la ciudad norteña de Mosul. La explosión supuso la muerte de un policía, mientras que otros tres resultaron heridos en el incidente.

También en Mosul, hombres armados abatieron a un médico en un tiroteo ocurrido desde el vehículo en el que viajaban los atacantes.

Por otra parte, en un ataque con bombas de mortero contra una zona residencial de Faluya murieron tres personas y otras 11 resultaron heridas, mientras que francotiradores, por su parte, abatieron a dos soldados iraquíes que patrullaban a pie en las inmediaciones del principal mercado de Faluya.

Asimismo, otra bomba en la carretera se cobró la vida de un soldado iraquí, además de herir a otro soldado y dos civiles al estallar el artefacto explosivo al paso de un convoy del Ejército iraquí en la provincia de Diyala, al noreste de Bagdad.

En otro ataque a las cuerpos y fuerzas de seguridad iraquíes, otro agente de Policía fue abatido en un tiroteo desde un vehículo al este de Bagdad.

Mientras, otros seis cadáveres con disparos fueron encontrados y trasladados a la morgue de Kut, al sur de la capital, cinco de los cuales fueron rescatados del Río Tigris. Además, en las últimas horas, fuentes policiales informaron del hallazgo de otros 27 cadáveres iraquíes, víctimas de la violencia interconfesional, elevando el total a 33. De los 27, 14 fueron encontrados en distintos puntos de la capital.

Mientras, el Ejército estadounidense comunicó hoy la muerte de un marine estadounidense durante un enfrentamiento mantenido ayer en la provincia de Al Anbar, bastión tradicional de la insurgencia suní y, horas más tarde, hacía pública la muerte de otro soldado por armas de fuego ligera en un control de seguridad al sureste de Bagdad.