Actualizado 03/05/2007 06:37 CET

Irak.- Bush declara a Al Qaeda el "enemigo público número uno" de Irak

WASHINGTON, 3 May. (EP/AP) -

El presidente estadounidense, George W. Bush, declaró ayer a la red terrorista Al Qaeda el "enemigo público número uno" de Irak y rebajó el criterio para sopesar el éxito desde la ausencia de violencia a que ésta tenga un nivel soportable para los ciudadanos.

En un discurso pronunciado ante contratistas de la construcción, Bush puso especial énfasis en Al Qaeda, la organización responsable de los atentados del 11 de septiembre de 2001 contra el World Trade Center y el Pentágono en los que murieron casi 3.000 personas. Al hacerlo, el inquilino de la Casa Blanca pretende relacionar la impopular guerra de Irak con un suceso muy vinculado a las vidas de los ciudadanos estadounidenses.

"Para América, la decisión que debemos afrontar en Irak no es si debemos apoyar a una de las partes en una guerra civil, es si nos quedamos al margen de una lucha contra la misma red terrorista internacional que nos atacó el 11-S", afirmó. "Creo con convicción que nuestro interés nacional es permanecer en el combate".

"Los últimos ataques no son asesinatos de venganza que algunos califican de guerra civil. Son un ataque sistemático contra la nación entera. Al Qaeda es el enemigo público número uno en Irak", indicó ante los delegados de la Sociedad General de Contratistas de América.

Bush advirtió de que "es probable que siga habiendo muchas bajas, tengamos o no tengamos éxito". "Y la definición de éxito es una reducción de la violencia sectaria. El éxito no es que no haya violencia, sino que ésta alcance un nivel en el que la población se sienta cómoda en su vida diaria", añadió.

Antes de las elecciones legislativas de noviembre, Bush aseguraba ante los medios de comunicación que Estados Unidos estaba "ganando la guerra con toda seguridad". En diciembre el mandatario afirmó que no estaban ganando ni perdiendo y aclaró que se refería a que Estados Unidos no estaba teniendo éxito tan rápidamente como él quisiera.