21 de febrero de 2020
 

Irak.- El Gobierno confirma 200 milicianos muertos en la batalla de Nayaf contra los 'Soldados del Cielo'

Actualizado 29/01/2007 19:20:23 CET

Los insurgentes intentaban provocar el regreso de un santo chií del siglo IX que traería paz y justicia al mundo

BAGDAD, 29 Ene. (EP/AP) -

El Gobierno iraquí anunció hoy la muerte de 200 milicianos, miembros de un grupo hasta ahora desconocido autodenominado Jund al Samaa --Soldados del Cielo--, como resultado de los combates mantenidos durante ayer y hoy en los alrededores de la ciudad santa chií de Nayaf. Durante los enfrentamientos también fue abatido el líder del grupo, Ahmed Hassan al Yamani.

La nueva cifra, proporcionada por el portavoz del Gobierno iraquí, Ali al Dabbagh, rebaja en un centenar los recuentos hechos públicos por las autoridades provinciales. El Ejército iraquí inició la ofensiva el domingo con el apoyo de las tropas estadounidenses para neutralizar la amenaza que suponía este grupo supuestamente vinculado a los leales al ex dictador Sadam Husein en el que militaban combatientes extranjeros. Las autoridades afirman que esta milicia pretendía incrementar la violencia para propiciar la llegada del 'Imán Oculto', un santo chií del siglo IX que volverá al mundo para traer justicia y paz.

Tanto el portavoz del Ministerio de Defensa, Mohammed al Askari, como un comandante del Ejército iraquí en Nayaf informaron de la muerte de 200 terroristas; otros 60 resultaron heridos. El comandante de la 8ª División del Ejército iraquí, al cargo de Nayaf, Othman al Ghanemi, informó además de que 150 milicianos fueron detenidos. Al Askari rebajó esta cifra hasta los 120.

A estas bajas hay que añadir los dos pilotos de un helicóptero estadounidense que se estrelló ayer en la zona. El Ejército norteamericano no ha comunicado que el incidente fuera accidental, por lo que se presume que fue derribado.

Los combates comenzaron ayer domingo en la zona de Zaraq, al noreste de la ciudad santa chií de Nayaf, y prosiguieron hoy lunes. El Ejército iraquí atacó poco antes del amanecer, pero milicianos escondidos en huertos cercanos consiguieron contraatacar armados con rifles automáticos, de francotirador y cohetes, explicó el gobernador. "Estaban bien equipados e incluso tenían misiles antiaéreos", aseguró el gobernador de Nayaf. "Cuentan con el respaldo de algunos vecinos", partidarios del ex dictador Sadam Husein.

En total, según Al Ghanemi, había entre 600 y 700 micianos en el lugar y tenían planeado infiltrarse entre los peregrinos y atacar la ciudad santa de Nayaf mañana martes, el día en el que creían que regresaría Imam Mahdi, el 'Imam Oculto'. Los ayatolás y demás líderes religiosos chiíes consideran heréticas estas creencias, explicó Al Ghanemi.

Una vez dentro de Nayaf, intentarían matar a tantos clérigos como los fuera posible, incluidos los grandes ayatolás, y extender después panfletos la leyenda del 'Imam Oculto'. Entre los combatientes había tanto chiíes como suníes, así como árabes de otros países.

Abdul Hussein Abtan, vicegobernador de Nayaf, aseguró que la operación se lanzó tras diez días de intenso trabajo de la Inteligencia iraquí que reveló que la organización estaba muy militarizada. Las fuerzas iraquíes atacaron al grupo porque tenían datos que apuntaban a que pretendían atacar de forma inminente a los peregrinos de Nayaf, según informó el gobernador provincial, Assad Sultan Abu Kilel.

Al Ghanemi informó además de que el Ejército se incautó de unos 500 fusiles automáticos, morteros, ametralladoras pesadas y cohetes Katyusha de fabricación rusa.

Entre los muertos estaría el líder de Soldados del Cielo, Ahmed Hassan al Yamani, un iraquí también conocido como Ali bin Ali bin Abi Taleb o Abu Qamar al Yamani.

La zona en la que estaban atrincherados los milicianos era utilizada durante la época de Sadam Husein como base del Ejército de al Quds, una organización para paramilitar afín al régimen. Las instalaciones estaban "rodeadas por dunas, pero construyeron trincheras para preparar el combate".