Irak.- Más de 120 muertos y al menos 150 heridos en la jornada más sangrienta de las últimas semanas en Irak

Actualizado 14/05/2007 0:36:11 CET

BAGDAD, 13 May. (EP/AP) -

En una de las jornadas más sangrientas de las últimas semanas, por lo menos 124 personas murieron o fueron halladas muertas. Un camión bomba suicida que se estrelló contra la sede del Partido Democrático del Kurdistán (PDK) en Majmur, en el norte del país, acabó con la vida de al menos 45 personas, mientras la explosión de un coche bomba el mercado de Sadriyah, en el centro de la capital, Bagdad, mató a otras 17, según últimas cifras.

Por otra parte, el grupo Estado Islámico de Irak, vinculado con al-Qaida anunció el domingo que había secuestrado a tres soldados estadounidenses en un ataque sucedido el día anterior.

El portavoz militar estadounidense, general William Caldwell, confirmó que entre los muertos por la emboscada del sábado a los soldados estaba el intérprete iraquí, y dijo que los tres desaparecidos eran soldados norteamericanos.

Indicó que unos 4.000 militares participaban en el operativo de búsqueda de los desaparecidos.

El grupo no ofreció pruebas que respaldaran su declaración de responsabilidad en el sábado en Mahmoudiya que mató a cuatro soldados y un traductor iraquí y dejó a otros tres desaparecidos. Sin embargo, la zona es un antiguo baluarte de al Qaeda.

Ziryan Othman, ministro de Salud del Gobierno regional kurdo, manifestó que al menos 50 personas murieron y 115 resultaron heridas en el atentado de Majmur, incluyendo el alcalde, Abdul Rahman Delaf, que también es un destacado escritor curdo y director de la oficina del Partido Demócrata de Kurdistán.

El ataque, que tuvo lugar de las 10.30 de la mañana en Majmur, a unos 48 kilómetros (30 millas) al sur de Irbil, dañó las oficinas del Partido Demócrata de Kurdistán de Massud Barzani, líder de la región curda autónoma del norte del país.

Makhmur está al sur de las áreas controladas por los curdos, pero tiene una importante población kurda. En la explosión también murió el jefe de la Policía y quedó destruida la oficina del alcalde, expresaron las autoridades.

Herish Karim, texista, dijo que estaba estacionando su vehículo en el área cuando escuchó una explosión "ensordecedora" que incendió el edificio del PDK. Las ventanillas de su automóvil se rompieron, provocándole heridas en el pecho y su pierna derecha.

La mayoría de los 115 heridos fueron trasladados a un hospital de Irbil, capital de la región autónoma curda.

Asimismo, en Bagdad, al menos 17 personas murieron y 46 resultaron heridas cuando un automóvil que estaba estacionado cerca de un concurrido mercado del centro explotó, dijeron las autoridades.

La detonación sucedió cerca de las 14:45 de la tarde (12:45, en España) en la plaza Wathba, cerca del mercado Sadriya, una de las principales áreas comerciales de la capital. La Policía dijo que entre los muertos había tres policías, y otros cinco entre los heridos.

Sadriya ha sido escenario de numerosas explosiones, generalmente provocadas por insurgentes suníes que atacan las zonas comerciales para matar a la mayor cantidad posible de personas.

El 18 de abril, 127 personas murieron en un ataque con un coche-bomba en la misma área.