Irak.- Un portavoz de Al Sadr rechaza que el Ejército del Mahdi sea el responsable de la violencia en Kerbala

Actualizado 29/08/2007 1:42:07 CET

BAGDAD, 28 Ago. (EP/AP) -

Un portavoz del clérigo disidente chií Muqtada al Sadr, Ahmed al Shaibani, rechazó hoy que el Ejército del Mahdi, milicia que dirige el clérigo, sea la responsable de la violencia desatada en la ciudad santa de Kerbala, donde hasta un millón de peregrinos se han desplazado, procedentes de distintos puntos de Irak y de otras partes del mundo, para celebrar el nacimiento del undécimo imán que permanece oculto desde el siglo IX.

Asimismo, informó de que el propio Al Sadr ha ordenado la investigación de lo ocurrido en Kerbala, al tiempo que ha instado a sus seguidores a cooperar con las autoridades "para calmar la situación", reconoció Al Shaibani.

Los enfrentamientos entre milicias de facciones rivales chiíes que se desataron la pasada noche del lunes y que han continuado hoy se han saldado con la muerte de al menos 51 personas y 247 heridos en la ciudad santa chií de Kerbala, a pesar del toque de queda impuesto por el Ejecutivo en la ciudad, según informaron fuentes oficiales.

En Bagdad, una destacada fuente de seguridad del Ejecutivo responsabilizó de los disturbios al Ejército del Mahdi, y denunció que sus milicianos provocaron los enfrentamientos del pasado lunes por la noche, en los que fallecieron cinco del total de víctimas registradas, y también de las escaramuzas a tiro limpio de hoy.

Según explicaron fuentes de seguridad iraquíes a la agencia AP, milicianos del Ejército del Mahdi, milicia que dirige el clérigo disidente chií Muqtada al Sadr, comenzaron a atacar a agentes de seguridad en dos mausoleos en Kerbala que estaban bajo protección de las Brigadas Badr, brazo armado del Consejo Supremo Islámico. Estos enfrentamientos entre el Ejército del Mahdi y las Brigadas Badr se extendieron también al menos a otros dos barrios chiíes en Bagdad y en la localidad de Kut, ubicada a unos 160 kilómetros al sureste de Bagdad, según informaron fuentes policiales.

Testigos explicaron que además de armas de artillería pesada en Kerbala, se escucharon explosiones por la utilización de misiles de mortero en los enfrentamientos en los que además resultaron heridas otras 247 personas, incluidas mujeres y menores. Varios testigos confirmaron por su parte que francotiradores estaban disparando contra agentes de seguridad iraquíes desde los tejados de las viviendas.

Desde primera hora de la mañana, cientos de feligreses descontentos coreaban cánticos religiosos y eslóganes durante una procesión, según explicaron testigos que precisaron que algunos de los peregrinos también atacaron a la policía y a agentes que vigilaban la mezquita del imán Husein. Dos ambulancias fueron incendiadas.

Debido a los enfrentamientos, la Policía ordenó la evacuación de los peregrinos del centro de Kerbala y canceló las celebración religiosa chií que debía culminar entre esta noche y mañana por la mañana.

Además, efectivos adicionales de Policía tuvieron que desplazarse al centro de la ciudad de Diwaniya, también de mayoría chií, después de que hombres armados abrieran fuego contra una mezquita asociada al Consejo Supremo Iraquí, informaron fuentes policiales.

Asimismo, las autoridades impusieron un toque de queda en la ciudad santa chií de Nayaf, después de que un proyectil de mortero cayera en una de las principales plazas de la ciudad, sin ocasionar víctimas ni heridos, informaron fuentes policiales.