Irak.- El vicepresidente iraquí asegura que su país no será utilizado como base para atacar Irán ni Siria

Actualizado 29/09/2007 19:57:56 CET

DAMASCO, 29 Sep. (EP/AP) -

El vicepresidente iraquí, Adel Abdul-Mahdi, afirmó hoy desde Damasco que su país no será utilizado como plataforma para atacar a Irán ni a Siria, en referencia a las veladas amenazas de Estados Unidos contra estos dos vecinos de Irak.

Abdul-Mahdi informó en rueda de prensa de que discutió con el presidente sirio, Bashar el Assad diversas cuestiones sobre la actualidad de la región, la seguridad entre ellas, durante la reunión que ambos mantuvieron hoy.

Al ser preguntado sobre un posible ataque estadounidense contra Irán, el mandatario iraquí aseguró que "Irak no acepta que su territorio sea utilizado para agresión alguna contra ningún país vecino". "Irak tiene una identidad (árabe) muy fuerte y la defenderá", declaró Abdul-Mahdi en el Aeropuerto de Damasco. El político iraquí ha pasado tres días de visita en Siria.

Abdul-Mahdi explicó que habló con Assad sobre cuestiones de seguridad y que éste subrayó el apoyo de Siria al proceso político en el interior de Irak. El dirigente iraquí, por su parte, destacó el importante papel que juega Siria en el proceso debido a su "peso" en el mundo árabe.

El vicepresidente auguró que para finales de 2008 ya se habrían retirado las tropas extranjeras de Irak, pero rechazó concretar más. También aprovechó para rechazar de nuevo la propuesta del Senado estadounidense que planteaba la división de Irak.

"No aceptamos ninguna división de Irak (...) No aceptaremos ningún sistema con ningún nombre que adopte el sectarismo ni la (división) étnica", concluyó.