Irán dice que no ha perdido "ningún dron" y que EEUU podría haber derribado por error uno estadounidense

Actualizado 19/07/2019 18:15:10 CET
Mohamad Yavad Zarif, ministro de Asuntos Exteriores iraní
Mohamad Yavad Zarif, ministro de Asuntos Exteriores iraní - REUTERS / FELINE LIM - Archivo

La Guardia Revolucionaria publica las imágenes tomadas por el dron durante su operación

MADRID, 19 (EUROPA PRESS)

El viceministro iraní de Asuntos Exteriores, Abbas Araqchi, ha asegurado que la República Islámica no ha perdido ninguno de los drones que tiene en servicio, al tiempo que ha sugerido que la aeronave que el presidente estadounidense, Donald Trump, dice que ha sido derribada en el estrecho de Ormuz podría ser un avión sin piloto norteamericano.

"No hemos perdido ningún dron en el estrecho de Ormuz ni en ningún otro lugar", ha asegurado el viceministro de Exteriores iraní, en un mensaje publicado en su cuenta oficial de Twitter. "Estoy preocupado porque (el portaaeronaves estadounidense) 'USS Boxer' puede haber derribado su propio vehículo aéreo no tripulado por error", ha señalado.

Araqchi ha respondido así a la declaración del mandatario norteamericano, que el jueves aseguró que Estados Unidos había "destruido" un dron iraní cuando se aproximó a unos 900 metros del 'USS Boxer' en el estrecho de Ormuz.

Trump afirmó que el derribo fue una "acción defensiva" que llegó porque los iraníes no atendieron las órdenes para que la aeronave se retirara de la zona.

Por su parte, la Guardia Revolucionaria ha publicado durante la jornada las imágenes grabadas por el dron durante su operación "para que la opinión pública mundial sepa que la afirmación es infundada y una mentira absoluta".

La grabación publicada por el organismo, recogida por la cadena de televisión iraní Press TV, muestra las tomas efectuadas por el dron del 'USS Boxer' y otros barcos que se encuentran en la zona.

Antes de la publicación del vídeo, la Guardia Revolucionaria dijo que "la grabación mostrará que el dron estaba llevando a cabo su misión en la región antes de la entrada del portaaeronaves estadounidense en el estrecho de Ormuz".

Así, agregó que las imágenes mostrarían que el dron transmitió "con éxito" fotografías del barco estadounidense antes y después del momento en el que se produjo el derribo, según Washington, así como su regreso a su base.

Abolfazl Shekarchi, portavoz de las Fuerzas Aéreas iraníes, ha rechazado igualmente las afirmaciones de Trump y ha manifestado que su objetivo es "crear tensiones". "Todos los drones iraníes (...) han vuelto a sus bases sanos y salvos", ha recalcado.

"Las Fuerzas Armadas de Irán siempre se sienten obligadas a proteger, controlar y salvaguardar la seguridad en el golfo Pérsico y el estrecho de Ormuz con vigilancia total y respetando las regulaciones internacionales", ha zanjado.

AUMENTO DE LAS TENSIONES

El incidente con el supuesto derribo del dron es el último capítulo de las tensiones en el estrecho, un canal que pasa entre la costa de Irán y la península arábiga y en el que la República Islámica ha amenazado con interceptar buques extranjeros en represalia por el apresamiento de un superpetrolero contratado por Irán cuando navegaba cerca de Gibraltar.

Las tensiones entre Estados Unidos e Irán y dentro de la región de Oriente Próximo han aumentado en los últimos meses a causa de la salida de Washington del acuerdo nuclear firmado en 2015.

El Gobierno de Irán ha anunciado que se desvinculará progresivamente del acuerdo y anunciará nuevas medidas cada 60 días si Europa no toma "nuevas iniciativas" para garantizar la plena reincorporación de la República Islámica a los mercados internacionales.

Así, el 8 de julio dijo que ha empezado a enriquecer uranio por encima del 3,67 por ciento fijado por el acuerdo nuclear firmado y resaltó que llegar al 20 por ciento es una opción. Sin embargo, es un porcentaje que dista mucho del 90 por ciento exigido para fabricar armas nucleares.

Teherán subraya que estas medidas no suponen un incumplimiento del acuerdo, ya que lo consideran legítimo desde el momento en el que una de las partes --en este caso Estados Unidos-- se retiró unilateralmente hace más de un año.