Actualizado 08/12/2007 14:20 CET

Irán.- El embajador de EEUU ante la ONU reconoce que el nuevo informe dificulta la imposición de sanciones

PALO ALTO (CALIFORNIA, EEUU), 8 Dic. (EP/AP) -

El embajador de Estados Unidos ante la ONU, Zalmay Khalilzad, reconoció que el último informe de la inteligencia estadounidense que indica que Irán no ha realizado avances en su carrera nuclear bélica desde 2003 podría dificultar la tarea que le ha encomendado la administración del presidente George W. Bush, quien aboga por imponer nuevas sanciones a Teherán.

"Las primera impresión es que las consecuencias no son positivas", afirmó ayer Khalilzad en referencia a las conversaciones que ha mantenido con diplomáticos de otros países en Naciones Unidas desde que se dio a conocer el informe.

El informe del Consejo Nacional de Inteligencia desclasificado el pasado lunes indica que Teherán suspendió su programa de armamento nuclear hace cuatro años y que desde entonces no ha dado muestras de querer intentar retomarlo.

En sus contactos con otros embajadores, "algunos han planteado preguntas como '¿de verdad necesitamos ahora una resolución?'", explicó Khalilzad en una entrevista concedida a la agencia AP. "Eso lo complica", reconoció.

Sin embargo, en un discurso pronunciado en la Facultad de Derecho de Stanford, Khalilzad indicó que cree que Estados Unidos vencerá la resistencia de otros miembros del Consejo de Seguridad de la ONU que se han mostrado reticentes a la aprobación de nuevas sanciones.

"Soy moderadamente optimista sobre la consecución de una resolución. La cuestión es cuándo se aprobará y cuál será su contenido", indicó.