Actualizado 24/07/2007 13:45 CET

Irán.- RSF denuncia que dos periodistas han sido condenados a muerte en Irán

MADRID, 24 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Tribunal de la Revolución de Marivan, en el Kusdistán iraní, condenó a muerte a los periodistas Adnan Hassapour y Abdolvahed "Hiva" Botimar el pasado 16 de julio, según denunció Reporteros sin Fronteras (RSF) en un comunicado, en el que también señaló que Irán es el país de Oriente Medio en el que más periodistas permanecen encarcelados.

"Esas condenas a muerte son realmente un escándalo y una vergüenza", declaró RSF, que añadió que esto pone de manifiesto la poca atención que Irán presta al derecho internacional humanitario y su voluntad de silenciar, por todos los medios, a los periodistas más críticos y a los defensores de los Derechos Humanos.

"Hacemos un llamamiento a la comunidad internacional para que pida a Irán que reconsidere su decisión y no ejecute a estos dos hombres, que no han hecho otra cosa que ejercer su derecho de informar a sus conciudadanos. Irán está a punto de volver a convertirse en una de las mayores cárceles del mundo para los profesionales de la información", alegó Reporteros sin Fronteras.

Adnan Hassanpour trabajaba en la revista 'Asou', prohibida desde agosto de 2005 por su tratamiento al tema del Kurdistán iraní en una decisión del Ministerio de Cultura y Orientación Islámica. En el juicio a puerta cerrada se le consideró culpable "de actividades subversivas contra la seguridad nacional" y "espionaje".

Se consideraron también pruebas de cargo sus entrevistas con varios medios de comunicación con sede en el extranjero, tales como Voice of America. Según su familia y Sirvan Hosmandi, uno de sus abogados, el 18 de julio fue trasladado a la cárcel de Sanandaj.

Abdolvahed "Hiva" Botimar, que también fue condenado a muerte, trabajaba como colaborador de la revista 'Asou' junto a Hassanpour y era miembro activo de la ONG medioambiental Sabzchia.

Por otra parte, RSF también denunció la detención del periodista Ako Kurdnasab el 21 de julio por -agentes del Ministerio de Inteligencia, en la sede del semanario 'Karfto', en Sanandaj, capital del Kurdistán iraní. Tras ser interrogado por la sala cuarta del tribunal de la ciudad, el periodista fue trasladado a la cárcel del Ministerio de Inteligencia. No se conocen los cargos que se le imputan.

Otros tres periodistas kurdos siguen encarcelados en Irán, según la ONU. Ejlal Ghavani, del semanario 'Payam-e Mardom-e Kurdestan', suspendido en 2004, está detenido desde el 9 de julio de 2007, después de que el tribunal de Sanandaj le condenara por "incitar a las poblaciones a la revuelta" y "actuar contra la seguridad nacional".

Mohammad Sadegh Kavoband, director del mismo semanario y fundador de una organización de defensa de los Derechos Humanos, fue detenido el 1 de julio y trasladado a la cárcel de Evin. Oficialmente no se le imputa ningún cargo. Y Kaveh Javanmard, del semanario 'Karfto', cumple actualmente una condena de dos años de cárcel. En el juicio, que se celebró a puerta cerrada, Kaveh Javanmard no tuvo acceso a un abogado.

Con ocho periodistas actualmente encarcelados, Irán sigue siendo el país de Oriente Próximo con más profesionales de los medios de comunicación encerrados y forma parte de los diez países más represivos del mundo en materia de libertad de prensa. La ONG considera al presidente Mahmud Ahmadineyad, que llegó al poder en agosto de 2005, es uno de los 34 "predadores" de la libertad de prensa en el mundo, por ejercer una temible represión sobre los profesionales de la información. La situación es particularmente difícil en la región del Kurdistán iraní.