Actualizado 05/02/2007 14:11 CET

Irlanda.- Ryanair aumenta un 30% su beneficio neto en el último trimestre de 2006 hasta 47,7 millones de euros

La aerolínea prevé cerrar su año fiscal con un beneficio neto de 390 millones de euros, un 29% más

DUBLÍN, 5 Feb. (EUROPA PRESS) -

La aerolínea irlandesa de bajo coste Ryanair registró un beneficio neto de 47,7 millones de euros en el último trimestre del año --su tercer trimestre fiscal--, lo que representa un incremento del 30% en relación al mismo periodo del ejercicio precedente, debido al incremento de pasajeros que la aerolínea transportó en este periodo, un total de 10,3 millones, un 19% más.

"El incremento del 30% del beneficio neto en este periodo de altos precios del combustible, de intensa competencia y del un aumento de 21% en la capacidad, demuestran una vez más la fortaleza del modelo 'low cost' de Ryanair", señaló el consejero delegado de la aerolínea, Michael O'Leary.

Ryanair obtuvo una facturación de 492,8 millones de euros entre octubre y diciembre de 2006, lo que representa un incremento de la cifra de negocio del 33% en relación al mismo periodo del año anterior. Asimismo, ha aumentado en un 7% el ingreso medio por pasajero ('yield').

En la consecución de estos resultados ha tenido su influencia el cobro por maleta facturada que la aerolínea implementó desde marzo del año pasado. Según la compañía, esta iniciativa ha llevado a los pasajeros a volar cada vez con menos equipaje.

En cuanto al impacto del precio de crudo en las cuentas de la 'low cost', la compañía señaló que los costes unitarios se han visto incrementados en un 14% debido al incremento del 52% del gasto por combustible --que ahora supone el 40% de sus gastos-- hasta 175 millones de euros.

La compañía asegura que estará protegida de la subida del precio de combustible hasta al menos marzo del presente año, mes en el que concluye su año fiscal, a un precio el barril de 73 dólares. En este sentido, destacó que la compañía no incluye recargos por combustible en los billetes y que mantendrá esta política. Asimismo, el consejero delegado de la aerolínea señaló que prevé ahorrarse para el presente ejercicio unos 60 millones de euros para esta partida.

Por último, la compañía estima que al cerrar su año fiscal, el próximo mes de marzo, alcanzará un beneficio neto de 390 millones de euros, lo que supondrá un incremento del 29% con respecto al año anterior. Estas previsiones han sido revisadas al alza ya que la compañía estimó este resultado en 350 millones.

CRÍTICAS A BAA

Por otro lado, Michael O'Leary consideró que el proyecto de BAA (Ferrovial) de construir una nueva pista y una segunda terminal en el aeropuerto londinense de Stansted podría costar "1.000 millones de libras, menos de la mitad de lo estimado por el operador de aeropuertos".

El operador británico de aeropuertos BAA, adquirido el año pasado por Ferrovial, invertirá 1.400 millones de libras (2.090 millones de euros) en la ampliación del tercer aeropuerto de Londres, el de Stansted, lo que supone una reducción del 17% con respecto al gasto previsto inicialmente.

La inversión de 1.400 millones de libras corresponde a la primera fase del proyecto, que incluye la construcción de una segunda pista, de una terminal y de instalaciones asociadas como paradas de taxi, hangares y una nueva torre de control. De esta forma, el aeródromo elevará su capacidad de tránsito anual en diez millones de pasajeros.

Durante 2006, Stansted recibió 23,7 millones de pasajeros, un 7,6% más que en 2005. El aeropuerto aspira a alcanzar los 35 millones de pasajeros entre 2014 y 2015, para lo que deberá superar el dictamen de la comisión pública que a finales de mayo empezará a estudiar si, como desea BAA, conviene retirar el límite a la ampliación de capacidad hasta 25 millones de usuarios.