Actualizado 24/03/2007 14:16 CET

Italia.- Alitalia casi triplicó su pérdida antes de impuestos en 2006, hasta los 405 millones

Admite que debería haber terminado el saneamiento, pero señala un aumento de los problemas, así como de su complejidad y gravedad

ROMA, 24 Mar. (EUROPA PRESS) -

La compañía aérea italiana Alitalia registró una pérdida antes de impuestos de 405,2 millones de euros en 2006, lo que representa un aumento del 180% en relación a la pérdida de 144,2 millones de euros registrada en el ejercicio precedente, informó la compañía.

La aerolínea empeoró su resultado operativo, pasando de un dato negativo de 47,4 millones de euros a otro de igual signo de 265,6 millones de euros en 2006. Asimismo, la facturación descendió un 1,6% hasta los 4.724,3 millones de euros y la liquidez pasó de 715 millones de euros en 2005 a 405 millones de euros en 2006, un 43,3% menos.

El consejo de administración de la aerolínea, durante la aprobación del balance, no desvalorizó la flota de Alitalia --opción que la prensa italiana barajaba-- al tener en cuenta el proceso de privatización en marcha. De esta forma, Alitalia no alcanza unas pérdidas superiores a un tercio del capital, lo que obligaría al consejo de administración a sopesar la posibilidad de reconstituir el capital.

PROBLEMAS COMPLEJOS Y GRAVES

La aerolínea admitió que en el pasado ejercicio hubiera tenido que concluir la fase de saneamiento iniciada en 2005, pero señaló que 2006 se caracterizó por un aumento de los problemas de la compañía, así como de su "complejidad y gravedad". Alitalia apuntó el aumento del 16% del coste del carburante, que le supuso un gasto de 147 millones de euros. Asimismo, no alcanzó completamente los objetivos de reducción de gastos debido a la implementación de los proyectos para la mejora de la eficiencia y a la puesta en marcha del plan industrial.

La aerolínea también señaló el "fuertísimo crecimiento" de la presión de las compañías de bajo coste tanto en el mercado doméstico como en el internacional y destacó la "conflictividad sindical", que afectó a la regularidad y fiabilidad comercial de la aerolínea, provocando pérdidas estimadas en unos 100 millones de euros, junto con daños a la imagen de Alitalia y a su relación con los clientes.

El tráfico de pasajeros creció un 1,2% --sin tener en cuenta los incrementos obtenidos gracias a la compra de la aerolínea Volare--, con un crecimiento de dos puntos porcentuales con respecto al ejercicio anterior. La aerolínea destacó el "óptimo desarrollo" del transporte de mercancías, que incrementó un 10,8% en el pasado año.

Por lo que respecta las previsiones para el presente ejercicio, el consejo de administración de Alitalia consideró que la compañía "puede conseguir un resultado operativo mejor" con respecto al de 2006 y que éste podrá resultar positivo si se llevan a cabo las operaciones extraordinarias previstas. No obstante, indicó que, teniendo en cuenta el desarrollo del proceso de privatización, "por ahora" ha congelado las "más significativas operaciones extraordinarias".

Por otra parte, el consejo de administración destacó que Alitalia cuenta con unos niveles de liquidez suficientes para la cobertura de sus necesidades para la gestión operativa y financiera durante más de doce meses a partir de finales del presente mes de marzo.