Actualizado 15/06/2007 21:17 CET

Italia.- El Consejo de Ministros insta a Berlusconi a desmentir su alusión al "regicidio" de Prodi

ROMA, 15 Jun. (De la corresponsal de EUROPA PRESS, G. Moreno) -

El subsecretario de la Presidencia del Gobierno italiano, Enrico Letta, emplazó hoy al líder de la oposición, Silvio Berlusconi, a retractarse de su alusión a la necesidad de cometer un "regicidio" contra el primer ministro, Romano Prodi, para poder volver a Gobernar el país, expresión que el Ejecutivo calificó como "extremadamente grave".

Durante la conferencia de prensa celebrada después del Consejo de Ministros, Letta consideró "inaceptable" el lenguaje utilizado por parte del líder de la oposición, instándole a retractarse y a "bajar el tono" de sus declaraciones.

El Gobierno invitó a todos los partidos políticos a "buscar la mayor serenidad posible en el debate político", dado el clima de "tensión" que impera en estos momentos en el escenario político italiano.

Por su parte, la oposición reaccionó duramente a las exigencias del Gobierno, asegurando que "no hay nada que desmentir", ya que "si nos atacan por una broma irónica" es para tratar de "esconder su mediocridad abismal y su crónica incapacidad de gobernar", según declaró en una nota la vicepresidenta de Forza Italia en la Cámara de los Diputados, Isabella Bertolini.

Asimismo, el portavoz de 'Il Cavaliere', Paolo Bonaiuti, consideró que "si Prodi se alarma de verdad por la respuesta sonriente y bromista (de Berlusconi) a una señora sobre el 'regicidio', significa que realmente se siente un rey".

Las declaraciones cruzadas entre Gobierno y oposición llegan un día después de que la Cámara de los Diputados registrara momentos de crispación entre ambas partes, a raíz de la ocupación por parte de los parlamentarios de la Liga Norte -partido de la coalición de centro-derecha-- de los escaños que habitualmente ocupa el Gobierno.

El altercado, que estuvo acompañado de gritos e increpaciones contra el Gobierno, provocó la suspensión durante algunos minutos de la sesión parlamentaria. Durante la protesta, los diputados del partido más votado en algunas provincias del norte de Italia exhibieron la primera página del periódico del partido, 'La Padania', cuyo titular invitaba al Ejecutivo que dirige Romano Prodi a irse a casa. El episodio desencadenó la reacción de los demás diputados y generó la confusión, ocasionando incluso empujones, insultos y lanzamientos de periódicos.