Actualizado 27/06/2007 21:43 CET

Italia.- Veltroni anuncia su candidatura para liderar el Partido Democrático

ROMA, 27 Jun. (De la corresponsal de EUROPA PRESS, G. Moreno) -

El alcalde de Roma, Walter Veltroni, anunció hoy su candidatura para convertirse en el primer secretario del recién formado Partido Democrático (PD), en el que se fusionarán los dos principales partidos de la coalición de centro-izquierda que actualmente forma Gobierno.

Veltroni liderará la nueva formación política que agrupará los partidos de Demócratas de Izquierdas (DI) y La Margarita, después de que a finales de mayo fuera nombrado el comité promotor del partido, del que el mismo Veltroni forma parte junto al actual primer ministro, Romano Prodi, y el ministro de Exteriores, Massimo D'Alema, entre otros.

Durante el discurso de presentación de su candidatura que Veltroni pronunció en Turín (norte de Italia), aseguró que "la razón y la misión del PD" es "hacer una Italia nueva", al tiempo que indicó que la nueva formación nace "para unir a los italianos y aquello que hoy en día se suele contraponer: el norte con el sur, los jóvenes con los ancianos".

Asimismo, consideró que el PD nace para "aquellos millones de italianos que creen en la innovación" y que "con frecuencia, se topan con una política cerrada" en sí misma, manifestó.

Por otro lado, reconoció el mérito de Romano Prodi, por la "coherencia y "determinación" con que ha impulsado el nacimiento de este proyecto político, precedido a su vez por el Olivo.

URGENTE REFORMA ELECTORAL

Veltroni aprovechó la ocasión para analizar la difícil situación política que atraviesa el país, remarcando, entre otras cosas, la "urgencia y necesidad" de reformar la actual ley electoral, al tiempo que declaró que "quien piensa en nuevas elecciones es irresponsable", en alusión a las amenazas lanzadas por la coalición de centro-derecha en las últimas semanas para pedir un adelanto de los comicios generales.

El DI y La Margarita corroboraron a mediados de abril su voluntad de fusionarse en un único partido, que está llamado a convertirse en la primera fuerza política del país, pasando por delante de la Forza Italia de Silvio Berlusconi, según los resultados de las últimas elecciones de 2006.

Además, la creación de este nuevo partido contribuiría a estabilizar el tambaleante mapa político italiano, que está formado por infinidad de formaciones, obligadas siempre a gobernar en coalición.

No obstante, el camino hacia la fusión no resultó nada fácil debido a las diferencias ideológicas que presentan las distintas facciones de ambos partidos.