La jefa de Gobierno de Hong Kong asegura que cuenta "completamente" con el apoyo de China

Publicado 05/09/2019 6:50:47CET
Carrie Lam, en una rueda de prensa
Carrie Lam, en una rueda de prensa - Sion Ang/SOPA Images via ZUMA Wi / DPA

HONG KONG, 5 Sep. (Reuters/EP) -

La jefa de Gobierno de Hong Kong, Carrie Lam, ha asegurado este jueves durante una rueda de prensa que las autoridades chinas la apoyan "completamente" y "entienden y respetan" su decisión de retirar de forma definitiva la ley de extradición a la China continental, una medida que espera que sirva para acabar con la crisis que golpea a la región administrativa especial desde hace meses.

Las palabras de Lam han tenido lugar un día después de que retirara formalmente el proyecto de ley. "No es correcto describir esto como un cambio de opinión", ha manifestado.

En este sentido, ha respaldado que la decisión de retirar formalmente la medida se ha visto respaldada por Pekín. "Durante todo el proceso, el Gobierno de China entendió por qué teníamos que hacerlo. Han respetado mi punto de vista y me han apoyado completamente, todo el tiempo", ha aseverado.

"Tenemos que buscar la forma de abordar el descontento de la sociedad y buscar soluciones", ha afirmado en relación con la propuesta de entablar un "diálogo directo" entre el Gobierno y los hongkoneses.

La retirada definitiva del proyecto de ley era una de las cinco demandas de los manifestantes, pero muchos de ellos consideran que la decisión se ha tomado demasiado tarde y que carece de significado suficiente.

Las otras cuatro demandas son: la retirada de la palabra "disturbio" para referirse a manifestación, la puesta en libertad de los manifestantes detenidos, la apertura de una investigación independiente sobre la brutalidad policial y el derecho del pueblo hongkonés para elegir a sus propios líderes.

La jefa de Gobierno ha asegurado que los participantes en este diálogo tendrán libertad para expresar sus opiniones y quejas con el fin de "examinar de forma independiente los graves problemas", reconociendo que son de índole política, económica y social, y ayudar al Gobierno a encontrar soluciones.

Las protestas comenzaron el pasado mes de junio por la intención del Gobierno de aprobar una ley que permitiría enviar a la China continental a cualquier sospechoso requerido por las autoridades de Pekín.

En este tiempo, miles de personas han tomado el centro financiero, estaciones de metro y tren y el aeropuerto internacional de Hong Kong para exigir la retirada definitiva del proyecto de ley, que consideran una afrenta al régimen de derechos y libertades heredado del periodo colonial.

Para leer más