La jefa de la MONUSCO advierte del deterioro de la seguridad en el este de RDC: "No existe solución militar"

Archivo - Imagen de archivo de la jefa de la MONUSCO, Bintou Keita, ante el Consejo de Seguridad de la ONU
Archivo - Imagen de archivo de la jefa de la MONUSCO, Bintou Keita, ante el Consejo de Seguridad de la ONU - Europa Press/Contacto/Eskinder Debebe - Archivo
Publicado: jueves, 28 marzo 2024 7:52

MADRID, 28 Mar. (EUROPA PRESS) -

La jefa de la Misión de Naciones Unidas en República Democrática del Congo (MONUSCO), Bintou Keita, ha advertido este miércoles ante el Consejo de Seguridad de la ONU del deterioro de la seguridad en el este del país y ha subrayado que "no existe una solución militar sostenible al conflicto".

Keita, que ha indicado que el grupo rebelde Movimiento 23 de Marzo (M23) "ha logrado avances significativos y expandiendo su territorio a niveles sin precedentes" desde las elecciones de diciembre, ha destacado la importancia de un proceso político que aborde las causas profundas.

En este sentido, ha indicado que si bien la crisis del M23 trae mucha atención, también "es crucial" señalar las atrocidades cometidas por las Fuerzas Democráticas Aliadas (ADF) y las desastrosas consecuencias para la población civil, especialmente en la frontera entre Kivu Norte e Ituri, donde han muerto alrededor de 200 personas desde principios de año.

También ha añadido que la inseguridad se ve alimentada por las acciones de la milicia Cooperativa para el Desarrollo de Congo (CODECO), así como otros grupos armados, entre los que destacan las Fuerzas Democráticas Aliadas (ADF), vinculadas a Estado Islámico. Asimismo, ha condenado los ataques con disparos directos o indirectos contra las fuerzas de paz.

"La escalada de tensiones entre Ruanda y Burundi que llevó al cierre de su frontera por parte de Buyumbura --antigua capital de Burundi y sede de su Gobierno-- es una cuestión adicional que podría conducir a la desestabilización de la provincia y la región", ha señalado.

PAÍS MÁS AFECTADO POR LA INSEGURIDAD ALIMENTARIA

La jefa de la MONUSCO ha denunciado que esta situación de inseguridad se da en un país con una gran crisis humanitaria, ya que más de 7,1 millones de personas han sido desplazadas, mientras que 23,4 sufren de inseguridad alimentaria. "Uno de cada cuatro congoleños se enfrenta al hambre y la desnutrición, lo que convierte a la República Democrática del Congo en el país más afectado por la inseguridad alimentaria", ha lamentado.

Hay zonas que se enfrentan a oleadas masivas de desplazados internos, se han denunciado miles de casos de violencia de género y explotación sexual en el país, pero el plan de respuesta humanitaria solamente ha recibido el 40 por ciento de lo necesario.

El representante de República Democrática del Congo, ha afirmado que la situación en la parte oriental del país es responsabilidad "entera" del Gobierno de Ruanda, sus Fuerzas Armadas y "los terroristas del M23". Así, ha denunciado que esta "coalición del eje del mal" ha lanzado misiles contra propiedades de la MONUSCO, provocando la muerte de cascos azules.

El Ejército congoleño seguirá movilizado hasta que se restablezca la autoridad del Estado sobre sus territorios, ha remarcado, si bien ha destacado los esfuerzos diplomáticos a nivel regional, reconociendo que su país está "decidido a establecer una paz duradera en todo el territorio" aunque "no aceptará ningún acuerdo de fachada".

Por su parte, el representante de Ruanda ha criticado la presencia de la misión de la ONU en su país vecino, al mencionar que pese a ello la seguridad ha empeorado y el número de grupos armados ha aumentado, con sus consecuentes estragos para la situación de Derechos Humanos y la población civil.

"El discurso de odio, la persecución y la limpieza étnica contra las comunidades tutsis congoleñas alcanzaron niveles sin precedentes bajo la vigilancia de la comunidad internacional", ha advertido ante lo que considera una falta de voluntad política que obstaculiza el progreso de la MONUSCO.

Leer más acerca de: