Actualizado 01/03/2009 20:48 CET

El jefe del Estado Mayor estadounidense se siente "cómodo" con el plan de retirada de Irak

Reuters

WASHINGTON, 1 Mar. (Reuters/EP) -

El presidente del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas estadounidenses, Michael Mullen, aseguró hoy sentirse "cómodo" con los planes del nuevo presidente del país, Barack Obama, para poner fin a la presencia de tropas de combate estadounidenses en Irak en un plazo de 18 meses.

Mullen afirmó en una entrevista televisiva a la CNN que las condiciones de seguridad en el país árabe han mejorado, lo que permite que el Gobierno iraquí asuma el control de la seguridad a medida que las tropas estadounidenses se retiren.

"Estoy muy cómodo con la decisión y apoyo rotundamente la decisión. El presidente nos escuchó a todos los que estábamos implicados", afirmó.

Mullen, sin embargo, consideró "muy peligroso" establecer el verano pasado un plazo de dos años para la retirada de las tropas de combate, una promesa realizada por Obama durante la campaña electoral.

"Las condiciones han cambiado drásticamente desde el pasado mes de julio. En particular, la situación militar ha mejorado enormemente como consecuencia del aumento de tropas. Las fuerzas de seguridad de Irak han mejorado", dijo, por otra parte, en la cadena Fox News.

"Hemos tenido una buena serie de elecciones en Irak, bien respaldadas por las fuerzas de seguridad iraquíes (...) y mientras esas condiciones sigan mejorando, podremos ejecutar esta misión", dijo. Sin embargo, afirmó que no consideraría como una victoria el conjunto de la operación. "Soy un poco reticente con respecto a hablar de victoria o derrota", dijo.

En cualquier caso, indicó que confía en que Obama sea flexible en su calendario de retirada si las condiciones en Irak varían y elogió su actitud dialogante con los comandantes militares.

"Existen las condiciones para que el Gobierno, para que el pueblo iraquí asuma la responsabilidad de su propio país y el resultado sea muy, muy positivo", añadió.