El jefe de las tropas extranjeras en Bahréin quiere evitar una "agresión extranjera"

Actualizado 04/04/2011 10:40:04 CET

MANAMA, 4 Abr. (Reuters/EP) -

El jefe de las tropas enviadas por Arabia Saudí y Emiratos Árabes Unidos (EAU) a Bahréin, el general Mutlaq bin Salem, ha explicado que su objetivo es evitar una "agresión extranjera" en el país árabe, en el marco de las revueltas populares contra el régimen.

"Nuestra misión es proteger el reino de Bahréin de cualquier agresión extranjera, además de proteger las instituciones y los centros estratégicos, así como las bases militares", ha dicho Bin Salem, en declaraciones ofrecidas al diario saudí 'Okaz'.

Interrogado sobre el tiempo que estas tropas permanecerán desplegadas en Bahréin, ha rehusado adelantar una fecha concreta, aduciendo a razones de seguridad. "Nuestra presencia dependerá del tiempo que sea necesaria", ha indicado.

Además, el general se ha referido también al papel desempeñado por el Consejo de Cooperación del Golfo (GCC) --integrado por EAU, Arabia Saudí, Bahréin, Omán, Qatar y Kuwait--. "Los actuales acuerdos entre los países del GCC están para que se protejan unos a otros cuando alguno esté preocupado por sus asuntos internos", ha aclarado.

El domingo, el GCC manifestó su preocupación por la "continua injerencia" de Irán en los acontecimientos en la región, al considerar que su actitud es "hostil y provocativa". Así se recoge en un comunicado de condena a las declaraciones de dirigentes iraníes a raíz de la crisis política en Bahréin.

Las revueltas estallaron en el mes de febrero, inspiradas por el éxito de las de Túnez y Egipto. Los manifestantes bahreiníes exigen al rey, Hamad bin Isa al Jalifa, el cumplimiento de las reformas democráticas prometidas hace años y el fin de las diferencias sociales entre chiíes, la población mayoritaria, y suníes, la élite gobernante.