Publicado 12/12/2021 09:13CET

Los jefes militares de las administraciones libias se reúnen por vez primera para hablar de la unificación del Ejército

Archivo - Combates en Trípoli durante el conflicto libio
Archivo - Combates en Trípoli durante el conflicto libio - Stringer/dpa - Archivo

MADRID, 12 Dic. (EUROPA PRESS) -

El jefe de Estado Mayor de Libia, Mohamed Al Haddad, se ha reunido por vez primera con su homólogo para las fuerzas rivales del este del país, Abdelrazik Al Nathori, el sustituto al mando del que fuera el gran hombre fuerte de la región y ahora candidato presidencial, Jalifa Haftar.

La reunión, celebrada este pasado sábado en Sirte, contó con la presencia de militares de ambos bandos y el tema predominante, según relató después Al Nathori, fue el de la unificación de las fuerzas libias tras el acuerdo de alto el fuego y transición democrática que puso fin a años de combates entre ambas administraciones.

Al Nathori destacó las coincidencias entre los puntos de vista de las dos partes a través de su "entusiasmo por proteger el país, su constitución y la institución militar", relata el 'Libya Observer'.

Asimismo, el comandante militar del este del país ha expresado su deseo de proseguir con esta clase de reuniones sin intervención extranjera y avanzó que intentarían convertir al Ejército en una estructura lo más alejada posible de la influencia política.

"Los gobiernos anteriores bloquearon los presupuestos de nuestras instituciones militares durante 11 años (de conflicto), y no permitiremos que los políticos desmantelen la institución militar", ha asegurado.

La ejecución en 2011 del sátrapa Muamar Gadafi abocó a Libia a una década de caos a raíz del enfrentamiento entre dos administraciones paralelas que recientemente han resuelto su conflicto con la declaración de un gobierno de transición y un difícil recorrido electoral que, en principio, debería culminar en 15 días con la celebración de comicios presidenciales.

Sin embargo, el Alto Consejo de Estado de Libia, con sede en la capital, Trípoli, ha propuesto aplazar a febrero estas elecciones, previstas para el 24 de diciembre, con el objetivo de que se celebren junto a las parlamentarias, en medio de un difícil proceso electoral y una transición más lenta de lo que desearía la comunidad internacional por la cantidad de intereses en conflicto.

Para leer más