La Junta militar birmana rechaza el comunicado de la ONU en el que le pide que dialogue con la oposición

Actualizado 12/10/2007 22:27:15 CET

YANGON, 12 Oct. (EP/AP) -

La Junta militar birmana rechazó hoy el comunicado de la ONU en el que le pide que dialogue con la oposición, que exige un régimen democrático. En cambio, insistió en que seguirá sus propias pautas para llevar a cabo una reforma.

La televisión y la radio públicas emitieron un comunicado de la Junta que argumenta que la situación que se vive en el país --en referencia a la represión gubernamental ejercida contra los manifestantes opositores los pasados 26 y 27 de septiembre-- no es de la incumbencia de otros países.

A su juicio, la situación actual de Birmania "no afecta a la estabilidad regional e internacional". El coronel Thant Shin, firmante del comunicado, dice que lamenta "profundamente" que el Consejo de Seguridad de la ONU "haya emitido un comunicado contrario a los deseos del pueblo".

Por otra parte, reitera que el Gobierno "continuará aplicando junto con el pueblo birmano su hoja de ruta, compuesta por siete pasos". Según este plan, la Junta se compromete a elaborar una nueva Constitución y a realizar la consiguiente transición hacia un régimen democrático.

Sin embargo, el principal partido de la oposición, la Liga Nacional para la Democracia (LND), apoyó el comunicado del Consejo de Seguridad. "Ya que Birmania es miembro de las Naciones Unidas y el Gobierno ha declarado que trabajaría con la ONU, subrayamos con gran seriedad la necesidad de aplicar urgentemente las peticiones realizadas por el Consejo de Seguridad", manifestó el LND, el partido de la líder opositora Aung San Suu Kyi.

El LND instó a los generales que dirigen el país a cumplir con las peticiones manifestadas en las negociaciones por parte de las fuerzas pro democracia y las minorías étnicas y también a liberar a los prisioneros políticos.