Kosovo.- La Comisión Europea advierte del riesgo de prolongar la "agonía" de Kosovo

Actualizado 10/09/2007 20:14:59 CET

BRUSELAS, 10 Sep. (EUROPA PRESS) -

El comisario europeo de Ampliación, Olli Rehn, advirtió hoy de que no beneficiará a nadie continuar con la indefinición sobre el futuro estatuto de Kosovo porque así sólo se conseguirá "prolongar la agonía del riesgo de inestabilidad, ralentizar el camino europeo de Serbia y obtener un impacto negativo en el progreso de los Balcanes occidentales en su acercamiento a la Unión Europea".

"El informe que la troika presentará en diciembre al secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki Moon, no será un informe provisional sino el informe final tras el periodo transitorio en el que nos encontramos ahora. A nadie beneficiará que el estatus quo se prolongue, porque sólo prolongará la agonía del riesgo de inestabilidad de Kosovo", alertó Rehn en rueda de prensa junto al viceprimer ministro serbio, Bozidar Djelic, con quien se reunió hoy en Bruselas.

El responsable de Ampliación anunció, por otro lado, que la Comisión Europea y el Gobierno de Belgrado han alcanzado un acuerdo técnico sobre el contenido del texto del Acuerdo de Asociación y Estabilización (AAE), primer paso para el ingreso en la UE, y que para su conclusión Serbia necesita demostrar su "plena cooperación" con el Tribunal Internacional para la Antigua Yugoslavia (TPIY).

"Tras los positivos movimientos de la pasada primavera esperamos que Serbia intensifique las acciones que lleven a su plena cooperación con el Tribunal", dijo Rehn, que también adelantó que las averiguaciones que haga la fiscal jefe del TPIY, Carla del Ponte, en su inminente visita a Belgrado, serán "cruciales" para la valoración de la Comisión Europea.

Por su parte, el viceprimer ministro serbio se mostró convencido de que se podrá iniciar la aplicación del Acuerdo de Asociación el próximo mes de octubre y de que Del Ponte encontrará durante su estancia en la capital serbia una "total cooperación" del país con el alto Tribunal.

Además, quiso dejar claro que el proceso serbio hacia la Unión Europea y la posición del país sobre Kosovo son "cosas diferentes". En cuanto a la solución para Kosovo, recalcó que lo mejor para la región es mantener al país unido porque, dijo, "el tiempo de la fragmentación pertenece al pasado". "La integración --agregó-- siempre es mejor que la desintegración".