Actualizado 06/02/2007 19:38 CET

Kosovo.- Serbia ha dado garantías de que participará en la próxima reunión con Ahtisaari, según EEUU

BELGRADO, 6 Feb. (EP/AP) -

El enviado especial de Estados Unidos para Kosovo, Frank Wisner, anunció hoy haber recibido garantías por parte de los dirigentes serbios de su participación en la próxima reunión convocada por el enviado especial de la ONU para la provincia serbia de mayoría albanesa, Martti Ahtisaari, a pesar de haber rechazado abiertamente el plan de la ONU el pasado viernes tras su presentación en Belgrado.

"Me marcho con las garantías de que los representantes del Gobierno serbio participarán" en las consultas que se celebrarán el próximo 13 de febrero en Viena --una consulta previa a la presentación del borrador de estatuto final para Kosovo ante el Consejo de Seguridad de la ONU, quien deberá aprobar la propuesta--, dando asimismo la "bienvenida al hecho".

Por otra parte, Wisner pidió concluir las negociaciones de forma "rápida", aunque declinó pronunciarse sobre la petición hecha hoy por el presidente serbio, Boris Tadic --quien pidió a Wisner retrasar la reunión para negociar el plan de estatuto en diez días hasta la constitución del Parlamento serbio tras las elecciones legislativas celebradas el pasado 21 de enero--, será aceptada.

La visita forma parte del aumento de actividades diplomáticas que siguieron a la presentación, la semana pasada, del plan para Kosovo que contempla que la provincia serbia admita la supervisión internacional y sus propias reglas de acuerdo a las características propias de un Estado, tales como una Constitución, símbolos nacionales y la adhesión a organizaciones internacionales.

Por otra parte, Wisner también se reunió hoy con el primer ministro serbio, Vojislav Kostunica, quien recientemente pidió cortar toda relación diplomática con países que reconozcan la independencia de Kosovo. Al término de su reunión con Wisner, Kostunica, en un comunicado, describió el plan de la ONU de "inaceptable" y acusó a Ahtisaari de "impulsar de forma ilegítima una pregunta relativa a la soberanía e integridad territorial de Serbia".

Asimismo, una delegación de alto rango de la Unión Europea tiene previsto visitar Serbia mañana, mientras que Wisner, por su parte, viajará a Moscú a lo largo de esta semana.