Lanzados varios misiles contra la estratégica ciudad siria de Latakia

Aeropuerto Bashar al Assad, Siria.
MINISTERIO DE DEFENSA DE RUSIA - Archivo
Actualizado 17/09/2018 23:36:00 CET

MADRID, 17 (EUROPA PRESS)

Varios misiles han sido lanzados este lunes sobre la región de la ciudad siria Latakia, que acoge una estratégica base de la Marina rusa, según ha informado la agencia de noticias estatal siria, SANA.

La agencia cita a un corresponsal que da cuenta de "una agresión en Latakia contra el Instituto de Industrias Técticas". "Las defensas aéreas han derribado varios misiles", asegura.

Posteriormente una fuente militar ha confirmado que los sistemas antiaéreos "han interceptado misiles hostiles procedentes del mar y lanzados contra la ciudad de Latakia".

Por su parte, la agencia de noticias estatal rusa Sputnik informa de que las defensas antiaéreas sirias han repelido un ataque de misiles en la región de Latakia citando una fuente de las fuerzas de seguridad, aunque no concreta si son fuentes rusas o sirias.

SANA informa además de potentes explosiones y señala a Israel como probable responsable de estos ataques. La televisión pública siria, Al Ijbariya TV, ha informado de que continuaba el ataque media hora después de su inicio y ha emitido unas imágenes muy oscuras y un rojo que parece causado por fuego en el centro.

El Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, una organización con sede en Londres pero con informantes dentro del país árabe, ha confirmado explosiones de gran potencia en la ciudad e informa de impactos en almacenes de munición del Instituto de Industrias Técnicas, situado a las afueras de Latakia.

Israel ha atacado en varias ocasiones posiciones del Ejército sirio y sus aliados libaneses e iraníes, aunque en ningún caso ha confirmado la responsabilidad de estos bombardeos.

Rusia es uno de los principales aliados del Gobierno del presidente sirio, Bashar al Assad, y ha participado en la contraofensiva del Ejército sirio contra las milicias rebeldes que en los últimos meses ha logrado arrinconar a los insurgentes en el norte del país.