Publicado 09/04/2021 10:11CET

La Liga Árabe advierte de que "lo peor está por llegar" en Líbano y pide que se forme el nuevo Gobierno

Archivo - El presidente de Líbano, Michel Aoun (i), en una reunión con el primer ministro encargado, Saad Hariri (d)
Archivo - El presidente de Líbano, Michel Aoun (i), en una reunión con el primer ministro encargado, Saad Hariri (d) - -/Dalati & Nohra/dpa - Archivo

MADRID, 9 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Liga Árabe ha advertido a los partidos de Líbano que "lo peor está por llegar" si no solucionan sus diferencias y allanan el camino para la formación del nuevo Gobierno, al tiempo que ha reiterado su disposición a prestar apoyo a estos esfuerzos, estancados por las disputas entre el presidente y el primer ministro encargado, Michel Aoun y Saad Hariri, respectivamente.

"Creemos que el pueblo libanés, dada la crisis actual, merece que se trabaje a favor de sus intereses para superar la difícil situación económica a la que hace frente, dado que lo peor está por llegar", ha manifestado el vice secretario general de la Liga Árabe, Hosam Zaki, durante una visita oficial al país.

"Sabemos que la situación no es buena y queremos evitar el problema antes de que sea demasiado tarde", ha dicho, antes de agregar que el organismo "espera tener éxito en esta misión", según ha informado el diario libanés 'The Daily Star'.

En este sentido, ha desvelado que ha trasladado a Hariri que "la Liga Árabe está preparada para jugar cualquier papel necesario". "Somos conscientes de las posiciones políticas de todos los partidos. Esperamos superar la crisis lo antes posible, en beneficio del pueblo y el Estado libanés", ha subrayado.

Zaki ha manifestado además que Hariri parece haber expresado su apoyo a la última propuesta presentada por el presidente del Parlamento, Nabih Berri, para intentar destrabar el proceso de conversaciones. "Creo que tiene la idea de que la propuesta (...) es aceptable, a grandes rasgos", ha añadido.

Por su parte, Aoun ha aplaudido los esfuerzos de la Liga Árabe y ha asegurado que el Acuerdo de Taif de 1989, que puso fin a la guerra civil y contempla el reparto de poder entre musulmanes y cristianos, "no está en peligro".

La visita de Zaki ha tenido lugar después de la realizada el miércoles por el ministro de Exteriores de Egipto, Samé Shukri, para mantener encuentros con los distintos partidos políticos e intentar desbloquear el proceso, tras la dimisión en agosto de 2020 del ahora primer ministro en funciones, Hasán Diab.

El país afronta su peor crisis económica desde la guerra civil (1975-1990) y se halla con un Gobierno en funciones desde agosto a raíz de la dimisión de Diab días después de las explosiones del 4 de agosto en el puerto de Beirut, que dejaron más de 200 muertos y 7.000 heridos.

La crisis económica se ha visto ahondada por la caída de la libra libanesa, que cotiza a cerca de 15.000 por cada dólar en el mercado negro, lo que ha provocado una oleada de protestas durante las últimas semanas, así como colas en las gasolineras ante el anuncio de un recorte de los subsidios.

Contador

Para leer más