Publicado 01/12/2021 09:20CET

Lukashenko asegura que apoyará a Rusia si se enfrenta a Ucrania y ve posible la entrega de armas nucleares

Alexander Lukashenko, presidente de Bielorrusia.
Alexander Lukashenko, presidente de Bielorrusia. - -/Belrusian Presidency /dpa

Vuelve a amenazar con cortar el suministro de gas a la UE si Polonia cierra su frontera

MADRID, 1 Dic. (EUROPA PRESS) -

El presidente bielorruso, Alexander Lukashenko, ha asegurado este miércoles que apoyará al Gobierno ruso si este decide enfrentarse a la "agresión de Ucrania", ya sea "económica, jurídica o políticamente".

El mandatario, que ha matizado además que "nunca estará del lado de los nacionalistas" en el territorio ucraniano, ha señalado en una entrevista con la agencia de noticias Sputnik que "hará todo lo posible por recuperar Ucrania".

"Se trata de nuestra Ucrania. No son solo emociones, es una fuerte creencia", ha afirmado antes de insistir en que "en caso de agresión contra Rusia, estaremos junto a Moscú". "Defenderemos Rusia de forma legal, económica y política. Legal es aquí una palabra clave", ha aclarado.

Asimismo, el presidente ha afirmado que es posible que se produzca una entrega de armas nucleares por parte de Rusia. "Sí, yo sugeriría a (Vladimir) Putin que devuelva las armas nucleares a Bielorrusia", ha destacado, si bien no ha matizado cuáles exactamente.

"Las más efectivas. Nosotros estamos preparados. No he destruido nada (de la infraestructura soviética para el uso de este tipo de armas), todos los depósitos siguen en el mismo sitio", ha explicado.

Las relaciones de Bielorrusia y Ucrania empeoraron después de que Kiev no reconociera los resultados de las elecciones presidenciales celebradas en agosto de 2020, que otorgaron un nuevo mandato a Lukashenko y han sido duramente criticadas por la comunidad internacional y la oposición.

Ucrania es uno de los países a los que Bielorrusia acusó de interferir en sus asuntos internos por posicionarse de esta manera, así como de coordinar las protestas encabezadas por la oposición que siguieron a los resultados electorales. La oposición bielorrusa denunció un fraude masivo y exigió repetir los comicios, una opción que fue directamente descartada por Lukashenko.

AMENAZA CON CORTAR EL SUMINISTRO DE GAS SI POLONIA CIERRA LA FRONTERA

Este mismo miércoles, el presidente bielorruso ha insistido en que su intención es cortar el suministro de gas hacia la Unión Europea si Polonia hace efectivo el cierre de su frontera en el marco de la crisis migratoria.

"Cuando los polacos o alguien más de por ahí nos estén asfixiando, ¿acaso me va a importar algún contrato?", ha expresado antes de reiterar que la advertencia "va en serio". "Los polacos han decidido cerrar la frontera con Bielorrusia. Está bien, que lo hagan. Tampoco viajamos mucho a la Unión Europea. Nuestro interés es hoy para con Rusia, China y Oriente sobre todo. ¿Y si ordenara yo el cierre?", ha lamentado.

Lukashenko ha recordado así que, por un lado, Rusia mantiene cerrada su frontera con Ucrania y, por el otro, "no hay vías" de tránsito a través de los países bálticos. "¿A quién le harían más daño cerrando (la frontera)? ¿A ellos mismos? Y una vez que cierren... Entonces que piensen cómo van a comprarle a Rusia las fuentes de energía", ha destacado en relación al gas.

El pasado 11 de noviembre, el líder bielorruso ya amenazó con dejar a la Unión Europea sin el gas que recibe a través de su país desde Rusia en caso de que Bruselas aplique una nueva batería de sanciones en su contra.

"Proporcionamos calefacción a Europa y aún así nos amenazan con cerrar la frontera. ¿Y si cerramos el paso de gas natural?", se preguntó entonces el mandatario, quien ha recomendado a las autoridades de Polonia, Lituania "y otros tontos" que " piensen antes de hablar".

Así, y ante lo que considera la "amenaza polaca", Lukashenko ha dicho apostar por el "patrullaje aéreo" conjunto con Rusia en las zonas fronterizas con Polonia y debido a la concentración de tropas.

"Continuarán las misiones conjuntas de vigilancia por parte de las defensas antiaéreas de Bielorrusia y Rusia, así como el patrullaje de las fronteras", ha anunciado el Gobierno, que ha acusado a Varsovia de utilizar a los migrantes como excusa para aumentar su presencia militar en la frontera.

Para leer más